Noticias

Ram en un matorral

Ram en un matorral

Desde Ur, sur de Irak, alrededor del 2600-2400 a. C.

Este es uno de un par casi idéntico descubierto por Leonard Woolley en el 'Gran Foso de la Muerte', una de las tumbas en el Cementerio Real de Ur. El otro se encuentra ahora en el Museo de la Universidad de Pensilvania en Filadelfia. El excavador Leonard Woolley, al que le gustaban las alusiones bíblicas, lo llamó "Ram en un matorral". En Génesis 22:13, Dios ordenó a Abraham que sacrificara a su hijo Isaac, pero en el último momento 'Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí que detrás de él un carnero atrapado en un matorral por sus cuernos: y Abraham fue y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo '.

El 'carnero' se describe con mayor precisión como una cabra, y alcanza las ramas más sabrosas en una pose que a menudo adoptan las cabras. Las cabras y ovejas en el Cercano Oriente estuvieron entre los primeros animales en ser domesticados. Eran una característica cotidiana de la vida agrícola y los artistas los representan regularmente de muchas maneras diferentes.

La figura había sido aplastada por el peso del suelo y el núcleo de madera había perecido. Se usó cera para mantener las piezas juntas mientras se levantaba del suelo y luego se presionaba para volver a darle forma. La cabeza y las patas del carnero están cubiertas de pan de oro, sus orejas son de cobre (ahora verde), sus cuernos retorcidos y el vellón de sus hombros son de lapislázuli, y el vellón de su cuerpo está hecho de concha. Sus genitales son de oro. El árbol está cubierto de pan de oro, con flores doradas, todo apoyado sobre una pequeña base rectangular decorada con un mosaico de concha, piedra caliza roja y lapislázuli.

El tubo que se eleva desde los hombros de la cabra sugiere que se usó para sostener algo, probablemente un cuenco.

C.L. Woolley y P.R.S. Moorey, Ur of the Chaldees, edición revisada (Ithaca, Nueva York, Cornell University Press, 1982)

H.W.F. Saggs, Babylonians (Londres, The British Museum Press, 1995)

D. Collon, Arte del Antiguo Cercano Oriente (Londres, The British Museum Press, 1995)

C.L. Woolley y otros, Ur Excavations, vol. II: The R (Londres, The British Museum Press, 1934)

© Fideicomisarios del Museo Británico


Archivo: Ram en un matorral, excavaciones de Ur (1900) .jpg

Ver página del libro: Visor de libros
Sobre este libro: Entrada de catálogo
Ver todas las imágenes: Todas las imágenes del libro
Click aquí para ver libro en línea para ver esta ilustración en contexto en una versión en línea de este libro que se puede navegar.

Texto que aparece antes de la imagen:
1 a. PG / 1847. DETALLE DEL (DE LOS) ATAÚD (s), QUE MUESTRA LA ENCUADERNACIÓN DE CUERDA V. pag. 137 b. PG / 1851. BARCO DE BITUMEN, QUE MUESTRA EL ESQUELETO DE WITHIES EN EL QUE SE YESABA EL BITUMEN V. p. 145 Lámina 87
Texto que aparece después de la imagen:
U. 12357 A. EL RAMO ATRAPADO EN UN GRUESO Una de las dos estatuillas de cabras del Gran Foso de la Muerte. Escala c. (altura 0-50 m.) v. págs. I2i, 264 M. Louise Baker pinx, PLACA

Tenga en cuenta que estas imágenes se extraen de la página escaneada imágenes que podrían haber sido mejoradas digitalmente para mejorar la legibilidad; es posible que la coloración y el aspecto de estas ilustraciones no se parezcan perfectamente a la obra original.

Expedición conjunta del Museo Británico y del Museo de la Universidad de Pensilvania a Mesopotamia Hall, H. R. (Harry Reginald), 1873-1930, ed Woolley, Leonard, Sir, 1880-1960

  • bookid: urexcavations191319join
  • año de publicación: 1900
  • década del libro: 1900
  • siglo del libro: 1900
  • editor de libros: _n_p ___ Pub__for_the_Trustees_of_the_Two_Museums_by_the_aid_of_a_grant_de_the_Carnegie_Corporation_of_New_York
  • bookcontributor: UMass_Amherst_Libraries
  • patrocinador de libros: Boston_Library_Consortium_Member_Libraries
  • número de hoja: 188
  • colección de libros: umass_amherst_libraries
  • colección de libros: blc
  • colección de libros: americana

Ponente: Dr. Harold J. Sala | Serie: Pautas para vivir | Abraham miró hacia arriba y allí, en un matorral, vio un carnero atrapado por sus cuernos. Se acercó, tomó el carnero y lo sacrificó como holocausto en lugar de su hijo. Por eso Abraham llamó a ese lugar El SEÑOR proveerá. Y hasta el día de hoy se dice: "En el monte del SEÑOR será provisto". Génesis 22: 13-14

Cuando Dios le dijo a Moisés que fuera a ver a Faraón y le dijera: & # 8220 ¡Deja ir a mi pueblo! & # 8221, se desanimó. Cualquiera que haya paseado alguna vez por el Museo Egipcio de El Cairo y haya visto el oro y la magnificencia que decoraban las cortes de los faraones puede imaginar a pequeña escala cómo este hombre de 80 años, que durante los últimos 40 había sido un pastor con soledad como compañero, se sentiría, entrando a grandes zancadas en el palacio pidiendo que se permitiera a unos dos millones de esclavos hacer una caminata fuera del imperio.

¡Seguro! Así. Entonces Moisés, buscando algo más concreto, dice: & # 8220Cuando me preguntan, & # 8216¿Cómo se llama? & # 8217, ¿qué les diré? yo para ti & # 8221 (Éxodo 3: 13-14) & # 8211 algo que tenía mucho más sentido para ellos que para nosotros hoy. Aquí & # 8217s por qué. Dios usó una palabra que se basó en el verbo, & # 8220 ser. & # 8221 Significa uno que es la totalidad de la existencia. Es la base de la palabra Jehová, uno de los nombres que Dios usó para revelar quién es Él.

En la antigüedad, el nombre de Dios era reverenciado, algo sagrado y santo, y el grado en que el nombre de Dios es profanado y trivializado hoy marca la distancia que hemos recorrido de espaldas a Dios.

Guy Duffield escribió, & # 8220 Los escribas que copiaban las Escrituras solían lavarse las manos antes de escribir la palabra Dios. Pero cuando llegaban al nombre de Jehová, se bañaban por completo antes de escribirlo. Los judíos estaban tan asombrados por ese terrible Nombre que lo sustituyeron por alguna palabra menor por Dios cada vez que aparecía en su lectura pública de las Sagradas Escrituras. & # 8221 (Guy Duffield, The Seven Great Redemptive Names of God, p. 4).

En las escrituras del Antiguo Testamento, el nombre de Jehová también se combina con otros nombres, lo que nos da hermosas imágenes de la naturaleza y el carácter de Dios. Se le llama, Jehová Elohim que significa, & # 8220 Jehová Dios, & # 8221 Jehová Rapha que significa & # 8220 Jehová o Dios nuestro sanador, & # 8221 Jehová Shalom que significa & # 8220 Jehová o Dios nuestra paz, & # 8221 Jehová Ra-ah que significa & # 8220 Jehová o Dios nuestro pastor, Jehová Shammah que significa “Jehová o Dios, el presente, & # 8221 y así sucesivamente.

Cada uno de estos nombres de Dios está conectado con algo significativo y significativo que nos da pautas para vivir en las primeras horas del siglo XXI.

Primero, ¿recuerdas la historia de un padre a quien Dios le pidió que sacrificara a su hijo en el monte Moriah, en el mismo lugar donde más tarde se ubicaría el templo? Su nombre era Abraham y el hijo Isaac. La primera mención de la palabra amor en la Biblia fue usada por Abraham, describiendo cómo amaba a su hijo (Génesis 22: 2). Aquí & # 8217s el récord. & # 8220 Abraham miró hacia arriba y allí, en un matorral, vio un carnero atrapado por sus cuernos. Se acercó, tomó el carnero y lo sacrificó en holocausto en lugar de su hijo. Entonces Abraham llamó a ese lugar “El SEÑOR proveerá & # 8221 (Génesis 22: 13-14). La frase que traducimos & # 8220El Señor proveerá & # 8221 es Jehová Jireh o “El Señor nuestro proveedor. & # 8221

¿Ha descubierto que Dios todavía provee para sus hijos? ¿Ha aprendido que la provisión de Dios es suficiente para satisfacer las necesidades profundas de su vida, emocional, espiritual y físicamente, que Él estará con usted cuando atraviese momentos difíciles y que Él proveerá para sus necesidades?

Si es un oyente habitual de las Directrices o lee el comentario, sabrá que, en este punto, suelo contar una historia que ilustra las Directrices para hoy. Puedes ser esa ilustración o historia viviente. Puedes probar por ti mismo que el mismo que proporcionó un carnero en la espesura para Abraham puede proveer para ti hoy. Él sigue siendo Jehová Jireh, el Dios que provee.


Ram en un matorral - Historia

Nueva versión internacional
Abraham miró hacia arriba y allí, en un matorral, vio un carnero atrapado por sus cuernos. Se acercó, tomó el carnero y lo sacrificó en holocausto en lugar de su hijo.

Nueva traducción viva
Entonces Abraham miró hacia arriba y vio un carnero atrapado por sus cuernos en un matorral. Entonces tomó el carnero y lo sacrificó en holocausto en lugar de su hijo.

Versión estándar en inglés
Y Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí, detrás de él había un carnero, atrapado en un matorral por sus cuernos. Y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Biblia de estudio de Berea
Entonces Abraham miró hacia arriba y vio detrás de él un carnero en un matorral, atrapado por sus cuernos. Fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Biblia King James
Y Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí detrás él un carnero atrapado en un matorral por los cuernos; y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Nueva versión King James
Entonces Abraham alzó los ojos y miró, y allí detrás el era un carnero atrapado en un matorral por sus cuernos. Entonces Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Nueva Biblia Estándar Americana
Entonces Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí, detrás el era un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

NASB 1995
Entonces Abraham levantó los ojos y miró, y he aquí, detrás de él un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

NASB 1977
Entonces Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí, detrás él un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Biblia ampliada
Entonces Abraham miró hacia arriba y miró a su alrededor, y he aquí, detrás de él había un carnero atrapado en un matorral por sus cuernos. Y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto (sacrificio ascendente) en lugar de su hijo.

Biblia estándar cristiana
Abraham miró hacia arriba y vio un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Entonces Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Biblia estándar cristiana de Holman
Abraham miró hacia arriba y vio un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Entonces Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Versión estándar americana
Y Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí, detrás de él, un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Biblia aramea en inglés sencillo
Y Abraham alzó sus ojos, y vio y he aquí, un carnero atrapado en las ramas por sus cuernos, y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció como ofrenda en lugar de su hijo.

Traducción de la Septuaginta de Brenton
Y Abraam alzó los ojos y miró, y ¡he aquí! un carnero agarrado por sus cuernos en una planta de Sabec y Abraam fue y tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de Isaac su hijo.

Versión en inglés contemporáneo
Abraham miró hacia arriba y vio un carnero atrapado por sus cuernos en los arbustos. Entonces tomó el carnero y lo sacrificó en lugar de su hijo.

Biblia de Douay-Rheims
Abraham alzó los ojos y vio a sus espaldas un carnero entre las zarzas pegado por los cuernos, que tomó y ofreció como holocausto en lugar de su hijo.

Versión revisada en inglés
Entonces Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí, detrás de él, un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos; y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Traducción de buenas noticias
Abraham miró a su alrededor y vio un carnero atrapado en un arbusto por sus cuernos. Fue a buscarlo y lo ofreció como holocausto en lugar de su hijo.

PALABRA DE DIOS y traducción reg
Cuando Abraham miró a su alrededor, vio un carnero detrás de él atrapado por sus cuernos en un arbusto. Entonces Abraham tomó el carnero y lo sacrificó en holocausto en lugar de su hijo.

Versión estándar internacional
Entonces Abraham miró hacia arriba y detrás de él para ver un carnero atrapado por sus cuernos en la espesura. Entonces Abraham se acercó, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

JPS Tanakh 1917
Y Abraham alzó los ojos y miró, y vio detrás de él un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Versión estándar literal
Y Abraham alzó los ojos, y miró, y he aquí, un carnero detrás, agarrado en un matorral por sus cuernos y Abraham va, toma el carnero y lo hace subir para holocausto en lugar de su hijo.

NET Biblia
Abraham miró hacia arriba y vio detrás de él un carnero atrapado en los arbustos por sus cuernos. Entonces fue, tomó el carnero y lo ofreció como holocausto en lugar de su hijo.

Biblia inglesa New Heart
Y Abraham miró hacia arriba y vio un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Biblia en inglés mundial
Abraham alzó los ojos y miró, y vio que detrás de él había un carnero atrapado en la espesura por sus cuernos. Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Traducción literal de Young
Y Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí un carnero detrás, agarrado en un matorral por sus cuernos, y Abraham fue, tomó el carnero y lo hizo subir para holocausto en lugar de su hijo.

Génesis 22:12
"No pongas la mano sobre el muchacho ni le hagas nada", dijo el ángel, "porque ahora sé que temes a Dios, ya que no me has negado a tu único hijo".

Génesis 22:14
Y Abraham llamó a ese lugar El SEÑOR proveerá. Así que hasta el día de hoy se dice: "En el monte del SEÑOR será provisto".

Y Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí detrás de él un carnero atrapado en un matorral por sus cuernos; y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Génesis 22: 8 Y Abraham dijo: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío; y fueron los dos juntos.

Salmo 40: 6-8 Sacrificio y ofrenda no quisiste mis oídos, has abierto: holocausto y ofrenda por el pecado no has pedido & # 8230

Salmo 89: 19,20 Entonces hablaste en visión a tu santo, y dijiste: He puesto ayuda sobre uno que es poderoso he exaltado uno elegido de la gente & # 8230

1 Corintios 5: 7,8 Purificad, pues, la vieja levadura, para que seáis una masa nueva, como sois sin levadura. Porque aun Cristo, nuestra Pascua, es sacrificada por nosotros: & # 8230

1 Pedro 1: 19,20 Pero con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin defecto y sin mancha: & # 8230

Holocausto en lugar de su hijo. -Tenemos aquí el hecho de la sustitución y la doctrina del sacrificio vicario. El carnero tomó el lugar de Isaac, y con su muerte real completó la representación típica de la muerte del Salvador en el Calvario. En The Speaker's Commentary se ha demostrado bien que no hay dificultad en que esta representación se componga de dos partes, de modo que lo que faltaba en Isaac lo supliera el carnero. Y aunque hubiera sido más doloroso para Isaac haber muerto realmente por la mano de su padre, la doctrina de la posibilidad de un sacrificio vicario se habría enseñado aún menos claramente. Por tanto, resucita del altar, y el carnero muere en su lugar, y por los dos combinados se expone todo el misterio de Dios dando a su Hijo para morir por la humanidad, y de la vida que brota de su muerte. Compare el misterio de las dos aves, Levítico 14: 4 y las dos cabras, Levítico 16: 8.

Verso 13. - Y Abraham alzó sus ojos (en la dirección de la voz), y miró, y he aquí detrás de él - ya sea a su espalda (Furst, Keil, Lange, Murphy), o en el fondo del altar, ie delante de él (Gesenius, Kalisch). La LXX., Samaritana, siríaca, confundiendo & # x5d0 & # x5b7 & # x5d7 & # x5b7 & # x5e8 con & # x5d0 & # x5b6 & # x5d7 & # x5b7 & # x5e8, lee "uno", lo cual no agrega nada al sentido o pintoresco de la composición - un ram - & # x5d0 & # x5b7 & # x5d9 & # x5b4 & # x5dc en las letras componentes de las cuales los escritores cabalísticos encuentran las letras iniciales de & # x5da & # x5d0 & # x5dc & # x5d4 ​​& # x5b4 & # x5d9 & # x5dd & # x20 & # x5e # x5b0 & # x5d0 & # x5b6 & # x5d4 ​​& # x5d0 & # x5bc & # x5dc & # x5bc & # x5d5, Dios proveerá para sí mismo (Ver.8 vide Glass, 'Philippians Tract.', p. 196). En el animal mismo los Padres (Agustín, Tertuliano, Orígenes, Crisóstomo, Teodoreto, Ambrosio) discernieron con razón un tipo de Cristo, aunque es fantasioso detectar una sombra de la Corona de espinas en las palabras que siguen, atrapadas en un matorral por sus cuernos (siendo el sebach las ramas entrelazadas de los árboles o la maleza): y Abraham fue y tomó el carnero, y (aunque no se le indicó qué hacer, sin embargo, con un fino instinto espiritual discerniendo el propósito divino) lo ofreció como holocausto en lugar de su hijo, a quien así se recibió de los muertos como en una figura (Hebreos 11:19).

y vio
& # 1493 & # 1463 & # 1497 & # 1468 & # 1463 & # 1512 & # 1456 & # 1488 & # 1433 (way & # 183yar)
Conjuntivo waw & # 124 Verbo - Qal - Imperfecto consecutivo - tercera persona del singular masculino
Strong's 7200: Para ver

un carnero
& # 1488 & # 1463 & # 1428 & # 1497 & # 1460 & # 1500 (& # 8217a & # 183yil)
Sustantivo - singular masculino
Strong's 352: Fuerza, fuerte, un jefe, un carnero, una pilastra, un roble, un árbol fuerte

por sus cuernos.
& # 1489 & # 1468 & # 1456 & # 1511 & # 1463 & # 1512 & # 1456 & # 1504 & # 1464 & # 1425 & # 1497 & # 1493 (b & # 601 & # 183qar & # 183n & # 257w)
Preposición-b & # 124 Sustantivo - fdc & # 124 tercera persona singular masculino
Strong's 7161: Un cuerno, un frasco, una corneta, un diente de elefante, una esquina, un pico, un rayo, poder

el carnero
& # 1492 & # 1464 & # 1488 & # 1463 & # 1428 & # 1497 & # 1460 & # 1500 (h & # 257 & # 183 & # 8217a & # 183yil)
Article & # 124 Sustantivo - singular masculino
Strong's 352: Fuerza, fuerte, un jefe, un carnero, una pilastra, un roble, un árbol fuerte.


Ram en un matorral - Historia

Durante mucho tiempo, Dios prometió hacer de Abraham un padre de naciones. Así, cuando nació Isaac, las promesas de Dios se materializaron. Estaba muy claro que la confianza de Dios en Abraham y la fe de Abraham descansaba únicamente en Isaac. Dios quería probar la lealtad de Abraham. Y entonces vino a Abraham un día y le hizo una petición difícil: debía sacrificar a su único hijo. Debido a que era completamente leal, Abraham decidió obedecer el mandato de Dios.

Abraham e Isaac

Abraham llevó a su hijo a una montaña para sacrificarlo. Justo antes de que Abraham golpeara a Isaac con un cuchillo, el ángel de Dios se manifestó y agarró la mano de Abraham, ordenándole que no dañara a su hijo de esa manera. Dios reconoció la determinación de Abraham. Le mostró a Abraham un carnero de sacrificio alternativo a solo unos metros de distancia en el altar que construyó para que Abraham matara a su hijo.

Génesis Capítulo 22 (Versión King James)

1 Y sucedió que después de estas cosas, Dios tentó a Abraham y le dijo: Abraham. Y él dijo: He aquí, aquí estoy.

2 Y él dijo: Toma ahora a tu hijo, tu único Isaac, a quien amas, y vete a la tierra de Moriah y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.

3 Y Abraham se levantó muy de mañana, aparejó su asno, y tomó consigo a dos de sus mozos, y a su hijo Isaac, y partió la leña para el holocausto, y se levantó y fue al lugar del cual Dios le había dicho.

4 Luego, al tercer día, Abraham alzó los ojos y vio el lugar de lejos.

5 Y Abraham dijo a sus jóvenes: Quédense aquí con el asno y yo y el muchacho iremos allí y adoraremos, y volveremos a ustedes.

6 Y Abraham tomó la leña del holocausto, y la puso sobre Isaac su hijo y él tomó el fuego en su mano y un cuchillo y fueron los dos juntos.

7 Y habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: Padre mío; y él dijo: Heme aquí, mi hijo. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña; pero ¿dónde está el cordero para el holocausto?

8 Y Abraham dijo: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío; y fueron los dos juntos.

9 Y llegaron al lugar que Dios le había dicho y Abraham edificó allí un altar, puso la leña en orden, ató a Isaac su hijo y lo puso en el altar sobre la leña.

10 Y Abraham extendió su mano y tomó el cuchillo para matar a su hijo.

11 Y el ángel del SEÑOR lo llamó desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham; y él dijo: Aquí estoy.

12 Y él dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ahora sé que temes a Dios, puesto que no me has negado a tu hijo, tu único.

13 Y Abraham alzó los ojos y miró, y he aquí detrás de él un carnero atrapado en un matorral por sus cuernos; y Abraham fue, tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

14 Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar Jehovájireh; como se ha dicho hasta hoy: En el monte de Jehová será visto.

15 Y el ángel del SEÑOR llamó a Abraham desde el cielo por segunda vez,

16 Y dijo: Por mí mismo he jurado, dice el SEÑOR, por cuanto tú hiciste esto, y no rehusaste a tu hijo, tu único hijo.

17 Que en la bendición te bendeciré, y en la multiplicación multiplicaré tu simiente como las estrellas del cielo, y como la arena que está a la orilla del mar, y tu simiente poseerá la puerta de sus enemigos.

18 Y en tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

19 Entonces Abraham volvió a sus jóvenes, y ellos se levantaron y fueron juntos a Beerseba, y Abraham habitó en Beerseba.

20 Y sucedió después de estas cosas, que fue informado a Abraham, diciendo: He aquí, Milca, ella también ha dado a luz hijos a tu hermano Nacor.

21 Huz su primogénito, Buz su hermano, Kemuel el padre de Aram,

22 Y Jesed, Hazo, Pildash, Jidlaph y Betuel.

23 Y Betuel engendró a Rebeca: estos ocho Milca le dio a luz a Nacor, el hermano de Abraham.

24 Y su concubina, que se llamaba Reuma, dio a luz también a Teba, a Gaham, a Thahas y a Maaca.


Ram en un matorral - Historia

Holocausto en lugar de su hijo. —Tenemos aquí el hecho de la sustitución y la doctrina del sacrificio vicario. El carnero tomó el lugar de Isaac, y con su muerte real completó la representación típica de la muerte del Salvador en el Calvario. En The Speaker's Commentary se ha demostrado bien que no hay ninguna dificultad en que esta representación se componga de dos partes, de modo que lo que faltaba en Isaac lo supliera el carnero. Y aunque hubiera sido más doloroso para Isaac haber muerto realmente por la mano de su padre, la doctrina de la posibilidad de un sacrificio vicario se habría enseñado aún menos claramente. Por tanto, resucita del altar, y el carnero muere en su lugar, y por los dos combinados se expone todo el misterio de Dios dando a su Hijo para morir por la humanidad, y de la vida que brota de su muerte. Compare el misterio de las dos aves, Levítico 14: 4 y las dos cabras, Levítico 16: 8.

Génesis 22:13. He aquí un carnero: aunque Isaac representaba ahora a esa Simiente bendita, sin embargo, la ofrenda de él se suspendió hasta el fin del mundo y, mientras tanto, se aceptó el sacrificio de las bestias, como prenda de esa expiación que debería ser hecho por ese gran sacrificio. Y se puede observar que el templo, el lugar del sacrificio, fue construido después sobre este monte Moriah, 2 Crónicas 3: 1 y el monte Calvario, donde Cristo fue crucificado, no estaba lejos.

Detrás de él, hacia dónde miraba, ya sea porque la voz venía por allí, o porque oía el ruido producido por el movimiento del carnero en la espesura, que se había descarriado del resto del rebaño, y cuyos errores fueron dirigidos aquí por La providencia sabia y poderosa de Dios y siendo joven, aunque con cuernos, podría llamarse cordero, como Génesis 22: 7, o

ram, como está aquí. No hay necesidad de una pregunta curiosa sobre cómo pudo ofrecer a Dios aquello que no era suyo, tanto porque fue encontrado en un lugar público y, con toda probabilidad, completamente perdido para su dueño, como porque sin duda tenía una autorización y una inspiración para hacerlo. del gran Señor y supremo Dueño de todas las cosas.

y miró, y he aquí, detrás de él un carnero atrapado en un matorral por sus cuernos el carnero haciendo ruido y susurro entre los arbustos detrás del lugar donde estaba Abraham, se volvió, y miró y lo vio: el Targum de Onkelos presenta la cláusula así, "después de estas cosas" y así la versión árabe: después de que Abraham escuchó la voz del ángel, y hubo alzado los ojos al cielo, se le indicó que mirara detrás de él y tanto eso como el Targum de Jonathan parafrasean él, "y vio y contempló un carnero", y así la Septuaginta, las versiones siríaca y samaritana, que leen en lugar de Este carnero fue atrapado y sostenido por sus cuernos en un matorral de abrojos, zarzas y espinas, o en las ramas gruesas de los arbustos o matorrales que crecieron en el monte y los cuernos de un carnero torcidos, son fácilmente implicados en tales matorrales, pero no se sueltan fácilmente. No se sabe de dónde vino este carnero, difícilmente se puede pensar que provenga del redil de Abraham, o para ser de su propiedad, ya que estaba a tres días de viaje dist Es muy probable que la hormiga de su hogar se hubiera alejado de los rebaños vecinos, y la providencia de Dios la envió aquí en un momento oportuno. Los escritores judíos (k) dicen, fue desde la creación del mundo y no hay absurdo o improbable suponer que fue creado inmediatamente por el poder de Dios, y provisto de una manera extraordinaria y fue un tipo de nuestro Señor Jesús, quien fue preordenado por Dios antes de la fundación del mundo, y vino al mundo de una manera poco común, habiendo nacido de una virgen, y que en el cumplimiento de los tiempos, y en el tiempo y en el debido tiempo murió por los pecados de los hombres. El carnero tiene su nombre de "fuerza", en el idioma hebreo, y era un emblema de un gran personaje, Daniel 8: 3 y puede denotar la fuerza y ​​dignidad de Cristo como una Persona divina atrapada en un matorral, puede ser un emblema de los decretos de Dios, en los que fue designado para ser el Salvador o el acuerdo de pacto y transacciones con su Padre, en los que se involucró voluntariamente, y por los cuales fue retenido o los pecados de su pueblo, que fueron impuestos él por imputación, fueron envueltos a su alrededor, y la justicia al encontrarlo implicado con ellos, requirió satisfacción, y la tuvo o las manos de hombres malvados, hijos de Belial, comparables a espinas, por quienes fue tomado o los dolores de la muerte y el infierno que lo rodeaba, y las maldiciones de una ley justa que le imponían, y tal vez nunca más se parecía a este carnero atrapado en un matorral, que cuando le pusieron una corona de espinas en la cabeza y la usó:

y Abraham fue y tomó el carnero sin considerar de quién era la propiedad, ya que Dios, el dueño y propietario de todo, se lo había provisto, y se lo trajo en un tiempo muy oportuno, y le ordenó que lo tomara:

y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo en el cual también había un tipo de Cristo, quien fue hecho ofrenda por el pecado, y un sacrificio a Dios de olor grato y su holocausto denota los sufrimientos de Cristo, y la severidad de ellos y que estaban en la habitación y lugar de su pueblo, del Isaac de Dios, de la simiente espiritual de Abraham, de los hijos de Dios de la promesa, de todos sus amados que por tanto son soltados, justicia. estando satisfecho con lo que Cristo ha hecho y sufrido, siendo todo uno como si ellos mismos hubieran sufrido como aquí en el tipo, habiendo sido el carnero, su garganta cortada, su sangre derramada, su piel desollada, y todo reducido a cenizas, fueron como si Isaac mismo hubiera sido tratado así, como observa Jarchi. Alexander Polyhistor (l), un escritor pagano, de acuerdo con la historia sagrada, ha dado una narración de este asunto en pocas palabras, "Dios (él dice) ordenó a Abraham que le ofreciera a su hijo Isaac en holocausto. , y llevando al muchacho con él a una montaña, puso y encendió un montón de leña, y puso a Isaac sobre él y cuando estaba a punto de matarlo, un ángel se lo prohibió, quien le presentó un carnero para el sacrificio, y luego Abraham sacó a su hijo del montón y ofreció el carnero ''.

(k) Pirke Eliezer, ut supra. (c. 31.). Targum Jon. & amp Jarchi en loc. (l) Apud Euseb. Evangel. Praepar. l. 9. c. 19. p. 421.

13. y he aquí, detrás de él] La R.V. nota marginal se refiere a una diferencia de lectura, que surge de la similitud de los dos Heb. letras para r (ר) y (ד) d. La palabra, traducida "detrás", por la alteración de r en d, aparecería con las mismas consonantes que la palabra que significa "uno": y esta lectura se encuentra en la LXX, Sam., Peshitto, Targums y muchos heb . MSS. Pero se prefiere el texto "detrás de él".

Para la aparición repentina de un carnero, cf. la repentina aparición similar en Génesis 18: 2, Génesis 21:19. Los dones de Dios pueden estar cerca, y aún no se han discernido, el reconocimiento de la voz de Dios trae una comprensión repentina de Sus dones.

un carnero] La conjetura de que la palabra traducida “carnero” (ayil) debería, con diferentes puntos vocales, traducirse como un “ciervo” (ayyâl) no debe ser aprobada. Porque (1) los hebreos no solían sacrificar animales salvajes (2) Génesis 22: 7-8, al mencionar "cordero", prepáranos para "un carnero" (3) la palabra "matorral" parece implicar el retorcido cuernos de carnero enredados en la maleza.


Ponente: Dr. Harold J. Sala | Serie: Pautas para vivir | Abraham miró hacia arriba y allí, en un matorral, vio un carnero atrapado por sus cuernos. Se acercó, tomó el carnero y lo sacrificó como holocausto en lugar de su hijo. Por eso Abraham llamó a ese lugar El SEÑOR proveerá. Y hasta el día de hoy se dice: "En el monte del SEÑOR será provisto". Génesis 22: 13-14

Cuando Dios le dijo a Moisés que fuera a ver a Faraón y le dijera: & # 8220 ¡Deja ir a mi pueblo! & # 8221, se desanimó. Cualquiera que haya paseado alguna vez por el Museo Egipcio de El Cairo y haya visto el oro y la magnificencia que decoraban las cortes de los faraones puede imaginar a pequeña escala cómo este hombre de 80 años, que durante los últimos 40 había sido un pastor con soledad como compañero, se sentiría, entrando a grandes zancadas en el palacio pidiendo que se permitiera a unos dos millones de esclavos hacer una caminata fuera del imperio.

¡Seguro! Así. Entonces Moisés, buscando algo más concreto, dice, & # 8220Cuando me preguntan, & # 8216¿Cuál es su nombre? & # 8217, ¿entonces qué les diré? & # 8221 Dios le dijo que dijera que & # 8220 YO SOY ha enviado yo para ti & # 8221 (Éxodo 3: 13,14) & # 8211 algo que tenía mucho más sentido para ellos que para nosotros hoy. Aquí & # 8217s por qué. Dios usó una palabra que se basó en el verbo, & # 8220 ser. & # 8221 Significa uno que es la totalidad de la existencia. Es la base de la palabra Jehová, uno de los nombres que Dios usó para revelar quién es Él.

En la antigüedad, el nombre de Dios era reverenciado, algo sagrado y santo, y el grado en que el nombre de Dios es profanado y trivializado hoy marca la distancia que hemos recorrido de espaldas a Dios.

Guy Duffield escribió: & # 8220 Los escribas que copiaban las Escrituras solían lavarse las manos antes de escribir la palabra Dios. Pero cuando llegaban al nombre de Jehová, se bañaban por completo antes de escribirlo. So much did the Jews stand in awe of that awful Name that they substituted for it some lesser word for God whenever it occurred in their public reading of sacred Scripture.”

In Old Testament scriptures, the name Jehovah is also compounded with other names, giving us beautiful pictures of God’s nature and character. He is called, Jehovah Elohim meaning, “Jehovah God,” Jehovah Rapha meaning “Jehovah or God our healer,” Jehovah Shalom meaning “Jehovah or God our peace,” Jehovah Ra-ah meaning “Jehovah or God our shepherd, Jehovah Shammah meaning “Jehovah or God, the one present” and so forth.

Each of these names for God is connected with something meaningful and significant that gives us guidelines for living in the early hours of the twenty-first century.

First, do you remember the story of a father who was asked by God to sacrifice His son on Mt. Moriah, at the same place where the temple was later to stand? His name was Abraham, and the son was Isaac. The first mention of the word love in the Bible was used of Abraham, describing how he loved his son (Genesis 22:2). Here’s the record. “Abraham looked up and there in a thicket he saw a ram caught by its horns. He went over and took the ram and sacrificed it as a burnt offering instead of his son. So Abraham called that place “The LORD Will Provide” (Genesis 22:13,14). The phrase we translate “The Lord will provide” is Jehovah Jireh or “The Lord our provider.”

Have you discovered that God still provides for His children? Have you learned that God’s provision is enough to meet the deep needs of your life, emotionally, spiritually, and physically, that He will be with you when you go through tough times and that He will provide for your needs?

If you are a regular listener to Guidelines, you know that at this point, I usually tell a story illustrating the guidelines for today. You can be that living illustration or story. You can prove for yourself that the same One who provided a ram in the thicket for Abraham can provide for you today. He is still Jehovah Jireh, the God who provides.


Teaching Jesus in the Old Testament: Genesis 22

This month begins a new series of materials for teaching Sunday School. Christians often view the Old Testament as intimidating, irrelevant, evidence of God’s judgment and wrath—a long, boring history of a people long gone. Far from this, the Old Testament prepares us for the New Testament or, more precisely, Genesis through Malachi points us to Jesus Christ.

Remember, Christianity is distinctive from all other religions in that God is the actor we receive the Lord’s grace. He creates, redeems, and saves. Although God does teach in His Word how we are to live in obedience to Him, the overarching message is Christ. Without Jesus, the Bible would be just another recipe to earn our way into heaven.

This series will present events in the Old Testament that point us to Jesus, either by comparison, prophecy, or direct action by the Son of God before He was born to us in human flesh. This will include text studies, help finding Law and Gospel, and finally, tips for teaching.

Estudio

Genesis 22:1–2
After these things God tested Abraham and said to him, “Abraham!” And he said, “Here I am.” He said, “Take your son, your only son Isaac, whom you love, and go to the land of Moriah, and offer him there as a burnt offering on one of the mountains of which I shall tell you.”

  • The time and place are so important. Recall that God kept His promise to give a child to the elderly Abraham and Sarah, and through that son, to create a great nation. The surrounding nations likely confused Abraham as well. Canaanites practiced human sacrifice. Abraham may have thought that God was no different than the gods of those pagans!
  • It’s also worth noting that the land of Moriah would be the location of Jerusalem and the temple. Jesus died outside of Jerusalem. The event of God’s command to sacrifice Isaac in Moriah points to the eventual sacrifice of Jesus for the sins of the world.

Genesis 22:13
And Abraham lifted up his eyes and looked, and behold, behind him was a ram, caught in a thicket by his horns. And Abraham went and took the ram and offered it up as a burnt offering instead of his son.

  • The paramount connection is the ram to Jesus Christ. The Lord does provide the sacrifice. Isaac represents fallen humanity, me and you. Notice as well that God does not simply overlook the need for sacrifice by telling Abraham to forget the whole thing. Blood must be shed.

Law and Gospel

  • Although we know that Abraham is a sinner like everyone else, he demonstrates a singular willingness to obey the Lord, even to sacrifice his only son, after years of waiting for this child. The connection for us today is not necessarily to return such a treasured gift from God back to the Giver, but rather to be willing to do so. This is the essence of stewardship. Rarely does God ask us to surrender nearly so much as He asked of Abraham, but we are stubborn to withhold even the most meager of possessions. Ironically, by denying God’s call to stewardship, we surrender the divine gifts of gratitude, a sense of safety, and peace—all of which are to our benefit, not God’s. As usual, God benefits us through His activity.
  • Isaac shows us the high price of sin. What could be more important to a father than his child? God demands the highest price. Similarly, God demands the highest price for our sin. Sin means death and eternal hell the only sufficient payment is God’s only Son, Jesus Christ. Notice that when the angel calls Abraham to relent from murder, God doesn’t end the matter there. He provides a replacement. God does not overlook sin He forgives through the punishment placed on Jesus.
  • We often consider Abraham as the hero of obedience in this account, discounting Isaac. We could assume that Isaac had second thoughts about being murdered by His father, but He obeyed nonetheless. Similarly, Jesus obeyed the will of His Father, even to the point of sacrifice on the cross. There are two important differences between Isaac and Jesus. One, Jesus is perfect, where Isaac is a sinner. Second, Isaac likely had doubts, where Jesus was flawlessly committed to our redemption.
  • Perhaps the highest message of this account is God providing the ram of sacrifice. Like Isaac, we lay on the wood yet Jesus came from heaven into the brambles of this broken world. Jesus paid the highest price in order that we might live in grace, know the certainty of forgiveness, and have life eternal.

Tips for Teaching

Consider these questions to help retention and understanding. Each one ends with a number in italics, which refers to a suggested grade level. Use each one to develop more questions at the same level.


The Shofar on Rosh HaShanah

Today the shofar is most commonly used on the Jewish New Year, called Rosh HaShanah (meaning “head of the year” in Hebrew). De hecho, el shofar is such an important part of this holiday that another name for Rosh HaShanah is Yom Teruah, which means “day of the shofar blast” in Hebrew. los shofar is blown 100 times on each of the two days of Rosh HaShanah. If one of the days of Rosh HaShanah falls on Shabbat, however, the shofar is not blown.

According to the famous Jewish philosopher Maimonides, the sound of the shofar on Rosh HaShanah is meant to wake up the soul and turn its attention to the important task of repentance (teshuvah). It is a commandment to blow the shofar on Rosh HaShanah and there are four specific shofar blasts associated with this holiday:

  1. Tekiah – An unbroken blast lasting about three seconds
  2. Sh'varim – A tekiah broken into three segments
  3. Teruah – Nine rapid fire blasts
  4. Tekiah Gedolah – A triple tekiah lasting at least nine seconds, though many shofar blowers will attempt to go significantly longer, which the audience loves.

The person who blows the shofar is called a Tokea (which literally means “blaster”), and it is no easy task to perform each of these sounds.


Bishop Takes Pawn: Plundering The Rights of a Prisoner- Priest

When Bishop McCormack signed an agreement with the Attorney General's Office to publish the files of some 62 priests accused, a part of the agreement was that each priest would have a ten-day period to review and challenge publication of any files pertaining to him. Concerned that privileged legal documents and other materials produced post-trial by Father MacRae were about to be published, the imprisoned priest wrote to Father Edward Arsenault in January, 2003, asking that this ten-day review be afforded to him. He received no reply.

Ten days después the files were published, in March of 2003, Father MacRae received a letter from an attorney for the diocese describing what he m ust do to obtain his files and review them before the release. The month-long delay in his receipt of that letter has never been validly explained to him.

After the publication of this vast release of files, Father MacRae wrote to both Bishop McCormack and Attorney General Kelly Ayotte protesting the publication of files that were fraudulently obtained by the diocese and published without regard for the priest's confidentiality rights. Bishop McCormack wrote that he tried to prevent the publication of files that were confidential, but was not successful. Attorney General Ayotte's representative wrote to Father MacRae stating that all files obtained by a Grand Jury in New Hampshire are considered confidential under law, but added that Bishop McCormack signed a waiver of confidentiality enabling all the accused priests' files to be published.

In 2005, after Dorothy Rabinowitz published a two-part article exposing the clearly unjust trial and imprisonment of Father Gordon MacRae, officials of his Diocese, including his bishop, ceased all communication with him until 2008.

At that time, Bishop McCormack sent a letter to Father MacRae expressing his concern that he has "learned you have retained new counsel" in this case. Bishop McCormack wrote that he has retained counsel to represent him - though no one knows why the Bishop would need representation in Father MacRae's appeal. The Bishop's letter also detailed that he has commissioned lawyers to conduct a review of Father MacRae's trial for the Congregation for the Doctrine of the Faith. The Bishop's secret "review" bypassed all the lawyers and investigators diligently working on Father MacRae's appellate defense. Bishop McCormack has refused to divulge to the priest or his legal and canonical advocates the nature of that secret review.


Ver el vídeo: Santi u0026 Tuğçe - Respira - Live at Beate Uwe, Berlin (Diciembre 2021).