Noticias

Museo histórico de Rogers

Museo histórico de Rogers


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Museo Histórico de Rogers ofrece un viaje a través de la historia y las tradiciones de Rogers y el área circundante del noroeste de Arkansas. Sus exhibiciones permanentes y cambiantes, programas educativos cuidadosamente diseñados y eventos especiales, brindan una visión poco común de los eventos históricos y las conexiones sutiles que vinculan el pasado y el presente de la ciudad. su herencia en el tumulto del cambio moderno. Para abordar sus preocupaciones persistentes, el Ayuntamiento de Rogers formó la Comisión del Museo en 1974, para supervisar la creación del museo. Sus esfuerzos se hicieron realidad un año después, cuando se inauguró el Museo Histórico de Rogers en parte de un edificio del banco Rogers en el centro de 1905. En 1982, el museo se trasladó a un edificio de ladrillo de cinco habitaciones de 1895 conocido como Hawkins House. Pero la mayoría de las colecciones todavía descansaban en un almacén local, y pasaron otros cinco años antes de que pudieran ser llevadas al edificio para su exhibición.En 1988, una expansión de 5,600 pies cuadrados a la Casa Hawkins, el ala Key, resolvió el antiguo limitación de espacio que había impedido que el museo exhibiera todos sus principales artefactos. La galería mejorada fue honrada en 1989 como "Museo del Año" por la Asociación de Museos de Arkansas. El Museo Histórico de Rogers continuó escalando nuevas alturas; una serie de premios y acuerdos que siguieron atestigua su popularidad y el lugar importante que ocupa entre los museos patrimoniales del estado. En 1999, el museo fue acreditado por la Asociación Estadounidense de Museos. Las características permanentes del museo incluyen Hawkins House, First Street, el ático, exhibiciones importantes, mini exhibiciones, exhibiciones itinerantes y el Caboose.


Dirigida a los visitantes más jóvenes, Children's Gallery ofrece experiencias prácticas del pasado. Los niños podrán explorar la "Casa de la abuela", el "Taller del abuelo", la "Oficina de intercambio de telégrafos y teléfonos" y una recreación de la escalera de incendios en la escuela secundaria Rogers original.

Realice una visita guiada por la casa victoriana de clase media ubicada frente al edificio Hailey. La casa ha sido restaurada a principios del siglo XX con muebles expuestos, por lo que parece que la familia Hawkins todavía vive allí.


Historia lista para suceder: el Museo Histórico de Rogers reabre el 24 de septiembre

Una de las nuevas incorporaciones a las galerías del Museo Histórico de Rogers es este granero. (Foto cortesía / Museo Histórico Rogers)

Serena Barnett ha estado llevando a cabo su "baile feliz" durante unos seis meses. Pero lo hará, al menos en su mente, cuando las puertas del Museo Histórico de Rogers se vuelvan a abrir para los visitantes a las 10 a.m. del 24 de septiembre.

Varias cosas serán diferentes cuando las puertas se abran, admite.

“Estaremos abiertos al público con horario limitado los jueves, viernes y sábados”, comienza. “También solo admitiremos un máximo de 18 visitantes a la vez para ayudar con el distanciamiento social en las galerías. Solo las galerías del museo estarán abiertas por el momento. Las áreas interactivas que se pueden tocar, como la Galería para niños y el Ático de la abuela, así como la Biblioteca de investigación, permanecerán cerradas hasta nuevo aviso ".

Aún así, "queremos invitar a nuestros visitantes a que vean todos los cambios que hemos realizado en nuestras galerías", dice. “El personal del museo ha estado trabajando duro estos últimos seis meses a puerta cerrada para actualizar y hacer adiciones a muchas de las exhibiciones.

"Agregamos un granero a la exhibición de Natural State y ampliamos la exhibición de Monte Ne", enumera. “También hemos agregado algunos objetos nuevos en otras áreas de la galería. ¡Tendrás que esperar a que volvamos a abrir para verlos por ti mismo! "

La Casa Hawkins estará cerrada a los recorridos, pero eso se debe al mantenimiento programado previamente que comenzará a fines de mes, dice ella.

“Cada 10 a 15 años, la casa debe tener una nueva capa de pintura y se deben realizar reparaciones menores”, explica Barnett. “A partir de mediados de septiembre, volveremos a pintar tanto por dentro como por fuera. Gran parte de la casa está vacía en este momento, ya que hemos comenzado a retirar los elementos de la colección en preparación para el próximo trabajo ".

No todo lo que sucedió durante el verano será visible de inmediato, agrega.

“El personal de colecciones ha estado ocupado digitalizando objetos para nuestra nueva base de datos de colecciones en línea”, continúa Barnett. “De los más de 51.000 objetos de nuestra colección que han sido catalogados, actualmente tenemos más de 3.000 registros con más de 4.000 imágenes disponibles, y estamos agregando más todo el tiempo”.

Y “el personal educativo ha estado trabajando en la creación de programas virtuales, como AT HOME Kid's Craft Corner, nuestra lección mensual de manualidades de historia. Como la programación en el aula no se llevará a cabo este año, también están desarrollando una plataforma de museo virtual para que los maestros accedan al contenido en línea a través de videos y actividades descargables ".

Los usuarios pueden ver algunas de las ofertas en línea durante los eventos de Halloween en octubre.

"El primer evento comenzará el 3 de octubre con nuestra edición especial de Halloween Kid's Craft Corner: diseña una máscara amigable con los covid", dice Barnett. “Los niños aprenderán una breve historia sobre Halloween y cómo el uso de máscaras se ha convertido en parte de la celebración de esta festividad. Luego, pueden seguir mientras le mostramos cómo crear su propia máscara de Halloween amigable con los covid para usar este año.

“Si los niños o adultos quisieran mostrar sus diseños de máscaras de Halloween, pueden estar en nuestro Desfile de Máscaras del Museo virtual como parte del Desfile Virtual de Halloween del Centro de Rogers el 30 de octubre”, agrega. “Para participar, publique una selfie con su máscara en Facebook o Instagram usando # MuseumMaskParade2020 antes del 14 de octubre. Pedimos que los diseños se mantengan con un tema familiar de Halloween.

“El segundo evento es nuestra popular visita guiada Ghost Walks, que se volverá virtual este año”, continúa Barnett. “¡Escuche historias reales de asesinatos, travesuras y caos! Este evento se llevará a cabo en vivo a través de Zoom a las 7 p.m. 28 de octubre. Aunque este es un evento gratuito, el registro estará abierto a través de Eventbrite del 1 al 25 de octubre ".

Pero es la interacción en persona lo que deleita a Barnett en este momento.

“La seguridad de nuestros visitantes es siempre nuestra prioridad número uno”, dice. “Por eso hemos tenido nuestras puertas cerradas desde marzo. Sin embargo, estamos seguros de que con nuestros procedimientos de seguridad implementados, podemos brindar una experiencia de museo segura para dar la bienvenida a nuestros visitantes. Después de discutir recientemente nuestros planes de reapertura con el alcalde Hines, sentimos que ahora estábamos preparados para reabrir el museo al público ”.

Ahora, dice, es hora de que ese baile feliz "dé la bienvenida a nuestra comunidad".


El Museo Histórico de Rogers: ¡Historia real, verdadera y divertida!

Toca el timbre del tren. Haz una llamada en la centralita. Siéntese en una silla de hormigón de 3,000 libras. Puede hacer todas estas cosas y más en el Museo Histórico de Rogers. El museo abrió por primera vez en 1975, como parte de la celebración del Bicentenario de la ciudad. El museo histórico ha cambiado y se ha movido a lo largo de los años, ¡y acaba de ser reabierto! Es nuevo, es divertido, es un gran lugar para aprender algunas historias interesantes sobre el noroeste de Arkansas.

Si estás pensando en “historia = aburrida”, ¡piénsalo de nuevo! Este lugar se parece más a un parque de atracciones histórico que a un museo. Completo con un tractor de tamaño completo y una diligencia, una vieja celda de la cárcel, la parte delantera de una locomotora de tren, una cocina para niños y mucho más. Tendrás la oportunidad de manejar réplicas y artefactos reales. ¡Es un juego de historia, hasta el final!
Hagamos un mini recorrido por el nuevo museo:

Edificio Hailey: aquí encontrará cinco galerías nuevas que cuentan la historia del noroeste de Arkansas, desde carros cubiertos y cabañas de troncos hasta Beaver Dam y el edificio Rogers. Vea el tractor Ford 1951 y muchos modelos y tesoros geniales.

Galería infantil: aquí es donde realmente ocurre la diversión práctica para los niños. Explora Grandma's House, donde puedes jugar en una cocina de los años 50 para niños. Sea un operador de centralita y haga una llamada real a un amigo en la otra habitación en la "Oficina de Intercambio Telefónico de Telegraph & amp". Deslízate por el tobogán interior o ponte manos a la obra en el Taller del abuelo.
Hawkins House: puede hacer un recorrido por esta antigua casa victoriana que ha sido restaurada con muebles de principios del siglo XX y todos los accesorios. ¡Es como si la familia Hawkins todavía viviera allí!

Key Wing: aquí encontrarás más exhibiciones prácticas y diversión loca. Vístete en el ático de la abuela, "cocina" en una estufa antigua, escribe en una vieja máquina de escribir y más. También puede "visitar" las tres primeras tiendas en Rogers, incluida una barbería, con damas.

Programas especiales: todos los meses hay eventos especiales, conciertos y eventos en el museo. ¡El viernes 8 de marzo, hay uno que realmente puede cavar!
Asegúrese de visitar pronto el nuevo Museo Histórico de Rogers. ¡Aprende un poco de historia y diviértete mucho!


Museo histórico de Rogers

El Museo Histórico de Rogers es el museo de historia más grande y completo del condado de Benton. El museo es un departamento de la ciudad de Rogers, gobernado por una comisión municipal. Fundado en 1974, la misión del museo es servir a la comunidad educando al público, preservando el patrimonio local y brindando experiencias enriquecedoras y agradables para todos.

En 1974, el Ayuntamiento de Rogers, a instancias de la concejal Opal Beck y en respuesta a las preocupaciones de los ciudadanos sobre la pérdida del patrimonio local, formó una comisión de museo para supervisar la creación y funcionamiento de un museo de historia de la ciudad. La comisión alquiló un espacio en un edificio bancario de 1905 en el centro de Rogers y comenzó a recolectar artefactos históricos. La primera presidenta de la comisión fue la líder cívica Vera Key.

En octubre de 1975, el Museo Histórico de Rogers celebró su gran inauguración. Durante sus primeros años, el museo fue operado en gran parte por voluntarios. Luego, en 1982, el museo contrató a su primera directora, Marianne Woods, y se mudó a su propio edificio, Hawkins House. Este edificio de ladrillo de cinco habitaciones de 1895 fue amueblado como una casa de finales del siglo XIX y se abrió para visitas guiadas. Como la casa era mucho más pequeña que el antiguo edificio del banco, se almacenaron muchas colecciones.

En 1987, se completó una adición de 5,600 pies cuadrados nombrada en honor a Vera Key, proporcionando espacio para el almacenamiento de colecciones, oficinas y galerías de exhibición. Se contrató a un registrador a tiempo completo y las colecciones se trasladaron de nuevo al museo. En 1989, el museo fue honrado como el "Museo del Año" de 1988 por la Asociación de Museos de Arkansas por estos logros. El segundo director del museo, Jan Harcourt, y la secretaria Marie Demeroukas guiaron al museo a través de este período de crecimiento.

En 1992, el museo expandió significativamente su personal y fue el único museo en Arkansas que recibió una subvención de apoyo operativo general del Instituto de Servicios de Museos, una agencia federal que otorga subvenciones a museos de todo el país. Dos años más tarde, el museo produjo la primera de cuatro exposiciones itinerantes, "Respetos finales: Enfrentando la muerte en la era victoriana". El museo también inició el Proyecto Hawkins Hundred, recaudando más de $ 30,000 para llevar a cabo una extensa renovación y reinterpretación de la Casa Hawkins. El proyecto completado ganó un elogio de la Victorian Society in America y un premio a la “Excelencia en la preservación a través de la restauración” de la Alianza de Preservación Histórica de Arkansas.

En 1995, la ciudad entregó al museo un edificio histórico de correos (construido en 1919), que fue renovado para su uso como anexo de almacenamiento de colecciones y educación. Ese mismo año, el liderazgo del museo pasó a su tercer director, el Dr. Gaye Bland, y la institución recibió nuevamente el premio "Museo del Año" de la Asociación de Museos de Arkansas.

En 1999, el Museo Histórico de Rogers fue acreditado por la Asociación Estadounidense de Museos. En 2004, ganó el premio "Programa educativo del año" de la Asociación de Museos de Arkansas y un certificado de elogio de la Asociación Estadounidense de Historia Estatal y Local por su programa escolar de 2003, "La Historia de Van Winkle". En 2006, el museo compró una propiedad para una importante expansión planificada dentro de la próxima década. En 2013, John Burroughs asumió el cargo de director.

Actualmente, el museo tiene una galería de exhibiciones con dos exhibiciones permanentes, "First Street", una recreación de tres negocios de Rogers de hace mucho tiempo, y "The Attic", una exhibición totalmente práctica para niños. Además, la galería contiene tres áreas de exhibición de historia local rotativas y una galería de exhibición especial donde el museo alberga exhibiciones itinerantes de una variedad de fuentes, incluido el Servicio de Exhibiciones Itinerantes de la Institución Smithsonian. La Hawkins House de 1895 sigue siendo una parte vital de la experiencia del museo, y los visitantes están invitados a realizar recorridos guiados por el personal o los docentes. El museo ofrece una amplia variedad de programas educativos internos y de extensión para niños y adultos, y una biblioteca de investigación está disponible para uso público. El museo también coloca exhibiciones en la comunidad y tiene una docena de "cajas de descubrimiento" disponibles para préstamos a escuelas, tropas de exploradores o familias que educan en casa.

Para informacion adicional:
Muse, Ruth. "Un recorrido breve por la historia y el sillón del Museo Histórico de Rogers". Empeñado en Pionero del condado 22 (invierno de 1977): 12-15.


140 años y contando: el Museo Histórico de Rogers ayuda a la ciudad a celebrar

Entre las fotos más recientes que marcan eventos importantes en una línea de tiempo de la ciudad de Rogers se encuentra esta del Walmart Arkansas Music Pavilion, que se inauguró en Rogers en 2014. (Foto cortesía / RHM)

Mirando hacia abajo una pared llena de fotos en Key Wing del Museo Histórico de Rogers, la directora Serena Barnett tiene una perspectiva única de los últimos 140 años de la ciudad a la que llama hogar. Puede ver la imagen del primer tren que llegó a Rogers el 10 de mayo de 1881, de ahí la celebración del cumpleaños número 140 de la semana pasada, y puede ver al ganador del concurso de fotografía creado para traer el pasado al presente.

A lo largo del camino, Barnett, quien fue el curador de la exposición titulada "Rogers a través del ojo de la lente: 140 años de historia en fotografías", se ha apegado a algunos de sus favoritos personales:

• Un tren de tropas de la Primera Guerra Mundial que salió de la estación de Rogers Frisco en 1917. "Estos hombres eran algunos de los más de 500 soldados enviados al extranjero desde Rogers y por todo el condado de Benton", explica. "Esta foto me conmueve de la misma manera que, lamentablemente, para muchos de estos hombres, esta imagen retrata la última vez que vieron su casa".

• Una foto que muestra a una multitud de pie frente al museo durante el desfile del Bicentenario del 4 de julio en 1976.

"El Museo Histórico de Rogers se estableció en 1975 como el proyecto patrimonial del Bicentenario de la ciudad de Rogers en los Estados Unidos para ayudar a preservar nuestra historia local", explica Barnett. "RHM abrió el 25 de octubre de 1975, en su primera ubicación dentro del antiguo edificio del banco en First Street. Durante los últimos 46 años, RHM ha trabajado arduamente para lograr su objetivo de preservar la historia de Rogers y el área circundante. Como el director actual, me enorgullece informar que hoy el museo ha crecido hasta incluir más de 60.000 objetos de colección y recientemente ha ampliado sus instalaciones para adaptarse al crecimiento futuro con la adición de los edificios recientemente renovados del concesionario Newt Hailey Ford y de las colecciones Eversole. RHM también se encuentra actualmente el único museo acreditado por la Alianza Americana de Museos en el noroeste de Arkansas ".

• Y una imagen del Rogers Frisco Centennial Caboose construido en 1946.

"Fue donado a la ciudad de Rogers por Burlington Northern Railroad, que se fusionó con Frisco en 1980, para el Rogers Centennial en 1981", dice Barnett. "Tantas personas que han crecido aquí, incluido yo mismo, tienen buenos recuerdos de ver este furgón de cola cada vez que visitaban el centro de la ciudad. Durante los últimos 40 años, se ha convertido en una parte icónica del centro de Rogers. Hoy se puede encontrar en First y Calles de cerezo donde una vez estuvo el antiguo depósito de ladrillos de Frisco, un tributo apropiado al pasado ferroviario de Rogers ".

Fue el ferrocarril lo que llevó a una comunidad a lo que se convirtió en Rogers y le dio su nombre a esa comunidad, explica Monte Harris, el educador de programas para adultos del museo, quien fue el curador de la otra exhibición de cumpleaños, "Familias fundadoras de Rogers", que se exhibirá hasta el 6 de noviembre en el Museo. Galería Trammel en el edificio Hailey. La ciudad fue nombrada en honor a C.W. Rogers, gerente de Frisco Railroad, pero Harris se apresura a señalar que hubo familias fundadoras antes de que existiera una ciudad.

"Por ejemplo, entre 1834 y 1842, Dennis Callahan se dedicaba a la agricultura en el valle que hoy está bajo las aguas del lago Atalanta", enumera. "En 1836, John B. Dickson fue nombrado director de correos para la primera oficina de correos en el condado de Benton, que se cree que está en Osage Springs, que todavía fluye en el área conocida hoy como Pinnacle Promenade.

"En la década de 1850, Marshal y Rebecca 'Becka' Douglas se establecieron en la actual Persimmon Street", continúa Harris. "Marshal fue uno de los primeros legisladores estatales en representar al condado de Benton. Cuando Marshal murió en 1873, su propiedad fue vendida a la familia Horsely quien, junto con sus vecinos, incluido Benjamin Franklin Sikes, recaudó $ 600 necesarios para comprar el derecho de propiedad del ferrocarril -way y comenzar la construcción del ferrocarril en Rogers ".

Con el ferrocarril vino el crecimiento "a medida que los albañiles y albañiles, como J. B. Myler y los hermanos Matthew construyeron un edificio tras otro", dice Harris. "La familia Oakley plantó algunos de los primeros huertos y luego se unió a muchos otros minoristas como JW Bryant, Wing Brothers, WR Cady, Charles Juhre, WR Felker, LE Karnes, la familia Stroud y Oscar L. Gregory. La familia Applegate abrió un farmacia, y AD Callison operaba el negocio de la funeraria. Erwin Funk editorializó el progreso de la ciudad en el periódico a medida que milagros modernos como la electricidad, los baños interiores y los teléfonos se convirtieron en comodidades cotidianas ".

Por supuesto, elegir a quién incluir en la exhibición fue difícil, dice Harris, pero "trabajar cronológicamente con la investigación histórica ayudó a crear una historia con personajes reales". El mayor problema, dice, fue "cuán pocas mujeres fueron reconocidas por sus contribuciones en las viejas versiones de la historia".

Parece apropiado entonces que la fotografía seleccionada para representar 2021 en la exhibición permanente "Rogers a través del ojo de la lente" fuera tomada por una mujer, Gabrielle Campbell.

"Presenta a Campbell parado solo dentro del vestíbulo del Rogers Towne Cinema y pegatinas de distanciamiento social en el suelo, una señal reveladora de cómo se ve lo 'normal' actual en nuestro mundo relacionado con la pandemia actual", dice Barnett. "La foto se envió con el siguiente título: 'Cines en 2021: la nueva realidad de ir a los cines. Si bien las películas tenían una proyección limitada, los cines alquilaban sus pantallas grandes para las noches de videojuegos. Este era el vestíbulo del Rogers Towne Cinema justo antes de entrar '".

"Hoy en día, los teléfonos móviles hacen posible que todo el mundo tenga siempre una cámara al alcance de la mano", reflexiona Barnett. "Esto ha hecho que tomar fotos sea más fácil que nunca. ¿Necesitas pruebas? Solo mira cuántas fotos tienes actualmente en el carrete de tu cámara. De hecho, se han tomado más fotos en los últimos años que en toda la historia de la fotografía. "

Pero ella tiene 140 años en su totalidad.

CUÁNDO - 10 a.m.-4 p.m. De martes a sábado hasta el 6 de noviembre

DÓNDE: Edificio Hailey del Museo Histórico de Rogers, 313 S. Second St. en Rogers


Presione soltar

OKLAHOMA CITY & mdash La Sociedad Histórica de Oklahoma se enorgullece de anunciar que el Museo de Historia de Claremore y la Sociedad Histórica del Condado de Rogers Inc. han recibido subvenciones a través del Programa de Subvenciones para la Preservación del Patrimonio de Oklahoma.

El Museo de Historia de Claremore recibió $ 9,846 que financiará una nueva solución de almacenamiento en el museo que bloqueará una ventana en un área de almacenamiento de colecciones que actualmente está afectando la temperatura y la humedad del espacio, además de agregar luz natural no deseada. Si bien las ventanas actualmente tienen películas UV para proteger las colecciones alojadas en la habitación, esta nueva estantería ayudará con los otros problemas ambientales.

"El Museo de Historia de Claremore está encantado de recibir esta subvención", dijo Steve Robinson, presidente de la junta. "La subvención se utilizará para ayudarnos a mejorar aún más el espacio de nuestro museo al proporcionar gabinetes empotrados que no solo brindarán más espacio, sino que también bloquearán la luz dañina de las ventanas que pone en riesgo nuestras colecciones. Sin este apoyo, nuestro museo no tendría los fondos para proporcionar esta mejora ".

La Sociedad Histórica del Condado de Rogers Inc. ha recibido $ 6,750 que financiarán nuevas señales de orientación, así como carteles de información con códigos QR para agregar una interpretación histórica adicional del Parque Totem Pole en la Ruta 66 y la Mansión Belvidere ubicada en Claremore.

"La Sociedad Histórica del Condado de Rogers está muy agradecida de recibir una subvención del Programa de Subvenciones para la Preservación del Patrimonio de Oklahoma", dijo Bobbie Cary, tesorera de la Sociedad Histórica del Condado de Rogers. "Esta subvención nos permitirá agregar letreros informativos y educativos en el Ed Galloway Totem Pole Park y la Mansión Belvidere. Enriquecer la experiencia de cada visitante de estos sitios es el objetivo de este proyecto, y esta subvención nos ayudará a brindar un acceso fácil, información interesante e histórica para nuestros huéspedes. Valoramos la confianza que se ha depositado en nosotros a través de esta subvención y haremos todo lo posible para utilizar los fondos con prudencia ".

Se distribuirá un total de poco más de $ 460,000 en fondos de subvenciones, con proyectos que van desde el cuidado de colecciones y el desarrollo de exhibiciones hasta la planificación estratégica y la programación educativa. "Este es solo el segundo año para este programa de subvenciones. A medida que las organizaciones concluyen sus proyectos de subvenciones del año pasado y vemos la calidad de las solicitudes que llegaron para este ciclo de subvenciones, es evidente que existe una gran necesidad de tipo de programa de subvenciones ", dijo Nicole Harvey, administradora de subvenciones de OHS.

El Programa de Subvenciones para la Preservación del Patrimonio de Oklahoma es un programa de subvenciones ofrecido por la Sociedad Histórica de Oklahoma con el objetivo de fomentar la recopilación, preservación y el intercambio de la historia de Oklahoma a nivel de base en todas las partes del estado. Abierto a gobiernos tribales y municipales y organizaciones históricas sin fines de lucro ubicadas en Oklahoma y registradas con el secretario de estado de Oklahoma, este programa de subvenciones ofrece fondos que van desde $ 1,000 a $ 20,000 para proyectos enfocados en colecciones, exhibiciones y programación. Las solicitudes para este programa anual se abren en el otoño y los anuncios de premios se realizan en enero. Para obtener más información, visite www.okhistory.org/grants.

La misión de la Sociedad Histórica de Oklahoma es recopilar, preservar y compartir la historia y la cultura del estado de Oklahoma y su gente. Fundada en 1893 por miembros de la Asociación de Prensa Territorial, la OHS mantiene museos, sitios históricos y afiliados en todo el estado. A través de sus archivos de investigación, exhibiciones, programas educativos y publicaciones, la OHS narra la rica historia de Oklahoma. Para obtener más información sobre OHS, visite www.okhistory.org.

Sociedad histórica de Oklahoma | 800 Nazih Zuhdi Drive, Oklahoma City, OK 73105 | 405-521-2491
Índice del sitio | Comuníquese con nosotros | Privacidad | Sala de prensa | Consultas del sitio web


Sobre el Memorial

Con la prematura muerte de Will Rogers en 1935, el debate comenzó rápidamente sobre cómo honrar al "filósofo del vaquero" de Estados Unidos. La discusión sobre la ubicación de dónde construir un monumento estaba en la parte superior de la lista.

Con la ayuda de Betty Rogers, la Legislatura de Oklahoma y miles de donantes individuales, el Will Rogers Memorial en Claremore, Oklahoma, se abrió al público el 4 de noviembre de 1938.

La hermosa instalación de piedra caliza alberga la colección más grande de recuerdos de Will Rogers en el mundo y todos sus escritos. El museo tiene doce galerías, un museo para niños, un teatro y una biblioteca. Los terrenos también tienen un hermoso jardín hundido donde están enterrados Will Rogers, su esposa Betty y varios miembros de la familia.


Pueblos de la puesta del sol

Entre 1890 y 1968, miles de ciudades de los Estados Unidos expulsaron a sus poblaciones negras o tomaron medidas para prohibir que los afroamericanos vivieran en ellas. Así se crearon "pueblos al atardecer", llamados así porque muchos marcaron los límites de su ciudad con letreros que típicamente decían: "Nigger, Don & # 8217t Deja que el sol caiga sobre ti en Alix", una ciudad de Arkansas en el condado de Franklin que tenía un letrero de este tipo alrededor 1970. Para 1970, cuando las ciudades de la puesta del sol estaban en su apogeo, más de la mitad de todas las comunidades incorporadas fuera del sur tradicional probablemente excluían a los afroamericanos, incluidas probablemente más de cien ciudades en los dos tercios del noroeste de Arkansas. Los residentes blancos del sur tradicional rara vez participaron en la práctica, mantuvieron a los afroamericanos abajo, pero apenas los expulsaron. En consecuencia, aún no se ha confirmado ninguna ciudad al atardecer en el tercio sureste de Arkansas que se encuentra al este de una línea entre Brightstar (condado de Miller) y Blytheville (condado de Mississippi), y solo han surgido tres posibles sospechosos.

Las ciudades de la puesta del sol en Arkansas van desde aldeas como Alix hasta ciudades más grandes como Paragould (condado de Greene) y Springdale (condado de Washington). Condados enteros se fueron a la puesta del sol, como Boone, Clay y Polk. Algunas áreas de varios condados también excluyeron a los afroamericanos. En el condado de Mississippi, por ejemplo, según el historiador Michael Dougan, una línea roja que originalmente era la marca de un topógrafo de carreteras definía una "línea muerta" más allá de la cual los afroamericanos no podían traspasar hacia el oeste. Aparentemente, esa línea continuó hacia el noreste hasta Missouri Bootheel y hacia el suroeste hasta Lepanto (condado de Poinsett), delimitando más de 2,000 millas cuadradas.

Aunque no había pueblos como estos antes de la Guerra Civil, existían precedentes de la exclusión de los afroamericanos libres. Ya en 1843, Arkansas negó la entrada gratuita a los negros al estado, y en 1859, Arkansas requirió que esas personas abandonaran el estado antes del 1 de enero de 1860 o fueran vendidas como esclavas. Además, en 1864, la facción leal de Arkansas aprobó una nueva constitución estatal que abolió la esclavitud pero excluyó a los afroamericanos de mudarse al estado. Sin embargo, esa constitución nunca entró en vigor, y durante la Reconstrucción, los afroamericanos participaron políticamente en todo el estado. En 1890, cada condado tenía al menos seis afroamericanos y solo uno tenía menos de diez.

Luego, entre 1890 y 1940, los residentes blancos obligaron a los afroamericanos a hacer un "Gran Retiro" en Arkansas y en todo el norte. Durante este “Nadir de las relaciones raciales”, los linchamientos alcanzaron su punto máximo y los sindicatos expulsaron a los afroamericanos de ocupaciones como bombero de ferrocarril y cortador de carne. El demócrata Jeff Davis se postuló para gobernador de Arkansas en 1900, 1902 y 1904, y luego para el Senado de los Estados Unidos en 1906 su lenguaje se volvió más negrofóbico con cada campaña. “Hemos llegado a una separación del camino con el negro”, gritó. “Si los brutales criminales de esa raza…. poner manos impías sobre nuestras hermosas hijas, la naturaleza está tan dividida y conmocionada que el pacto terrible produce un cataclismo social ". Los blancos respondieron con violencia. En 1930, tres condados de Arkansas no tenían ningún afroamericano y otros ocho tenían menos de diez, todos en Arkansas Ozarks. Para 1960, seis condados no tenían afroamericanos (Baxter, Fulton, Polk, Searcy, Sharp y Stone), siete más tenían de uno a tres y otro condado tenía seis. Los catorce probablemente eran condados de la puesta del sol, ocho han sido confirmados.

Gran parte de esta zona había sido unionista durante la Guerra Civil. Hasta 1890, los residentes blancos habían mantenido relaciones bastante buenas con sus pequeñas poblaciones afroamericanas, en parte porque los afroamericanos y los blancos no demócratas eran aliados políticos. Luego, los cambios en la ley electoral y la violencia demócrata hicieron que las coaliciones interraciales no fueran prácticas. Ahora, no valdría la pena ser otra cosa que un demócrata. Aliado con este resurgimiento demócrata, una ola de nacionalismo neo-confederado barrió Arkansas: la mayoría de las historias del condado de Ozark escritas después de 1890 hablan de la guerra exclusivamente desde el punto de vista confederado. Más que nunca, a las poblaciones blancas les interesaba distanciarse de los afroamericanos. Precisamente en los condados donde los residentes habían sido unionistas, los residentes blancos ahora a menudo parecían impulsados ​​a probarse a sí mismos como ultraconfederados y manifestaban el fervor anti-negro más robusto.

A menudo, la expulsión de afroamericanos fue forzada. Harrison (condado de Boone), por ejemplo, había sido una ciudad birracial razonablemente pacífica a principios de la década de 1890 ". Nunca hubo una gran población negra", según el historiador del condado de Boone, Ralph Rea, "probablemente nunca más de trescientos o cuatrocientos, pero tenían su iglesia, su vida social y, en general, había poca fricción entre ellos y los blancos ". Luego, a fines de septiembre de 1905, una turba blanca irrumpió en la cárcel, sacó a varios prisioneros negros del pueblo, los azotó y les ordenó que se fueran. Los alborotadores luego barrieron el vecindario negro de Harrison, atando a los hombres a los árboles y azotándolos, quemando varias casas y advirtiendo a todos los afroamericanos que se fueran esa noche. La mayoría huyó sin pertenencias. Three or four wealthy white families sheltered servants who stayed on, but in 1909, another mob tried to lynch a black prisoner. Fearing for their lives, most remaining African Americans left. Harrison remained a sundown town at least until 2002. Similarly, Mena (Polk County) had a small black population until February 20, 1901, when a mentally impaired African American badly injured a twelve-year-old white girl. A white mob then took him from jail, fractured his skull, shot him, and cut his throat. In the aftermath, Polk County’s black residents fled.

Some of these riots, in turn, spurred whites in nearby smaller towns to hold their own, thus provoking little waves of expulsions. The Boone County events probably led to ejections from neighboring counties. In the early 1920s, William Pickens saw sundown signs across the Ozarks. By 1930, the region’s total black population had shrunk to half its pre-Civil War total.

Sundown towns often allowed one or two African Americans to remain, even while posting signs warning others not to stay the night. In Harrison, for example, James Wilson met the 1909 mob at his door with a shotgun and protected his house servant, Alecta Smith. Later, she insisted that her name was Alecta Caledonia Melvina Smith, but she also let white people call her “Aunt Vine,” which played along with the inferior status connoted by “uncle” and “auntie” as applied to older African Americans and helped her survive in an otherwise all-white community. Several Arkansas counties and towns show a slowly diminishing number of African Americans between 1890 and 1940 because they did not allow new black people in, and those who remained gradually died or left.

Sundown towns have shown astonishing tenacity. In the early 1900s, for example, pioneering archaeologist Clarence Moore “dared not proceed beyond Lepanto” on the Little River, for fear of endangering his black crew members. Dan and Phyllis Morse note that “race relations remain strained in that region,” a polite way of saying that African Americans still do not and perhaps cannot live safely in that area a century later. Sundown towns have achieved this stability by a variety of means. Some townspeople painted black mules on barns or rock outcrops, signaling to all that no “black ass” was allowed to spend the night. In Mena, African Americans did not even have to stop to get in trouble. Shirley Manning, a high school student there in 1960–61, describes the scene: “The local boys would threaten with words and knives Negroes who would come through town, and follow them to the outskirts of town shouting ‘better not let the sun set on your black ass in Mena, Arkansas,’ and they often ‘bumped’ the car with their bumper from behind. I was along in a car which did this, once, and saw it done more than once.”

An undated newspaper clipping from Rogers (Benton County), probably between 1910 and 1920, tells of the terror that African Americans might encounter in sundown towns even during the day. A Bentonville (Benton County) contractor was building a brick building in Rogers and brought with him a black hod carrier: “A group of young men were gathered in the Blue saloon when the Negro entered, probably looking for his employer. The group seized the Negro and began telling what they were going to do with him.” They threatened to drop him in an old well in the rear of the construction site after they had hanged him, “but others objected on the ground that the odor from the ones already planted there was becoming objectionable to the neighborhood.” Eventually, they let “the trembling Negro” slip, “and in a matter of seconds, he was just a blur on the horizon.” The incident was meant to be funny, for had the men been serious, they could easily have apprehended the runaway, yet was not entirely in jest, for it accomplished the man’s unemployment, surely one of its aims.

Economic boycott has kept many African Americans out of sundown towns. As motel owner Nick Khan said about Paragould in 2002, “If black people come in, they will find that they’re not welcome here. No one will hire them.” Whites who might defy the ban face reprisals. In 1969, a choir from Southern Baptist College performed in Harrison. One choir member was black, and a couple put her up for the night, “but we worried lest our house get blown up,” remembered the wife. Despite being warned not to, Khan hired an African American to work at his motel in 1982 his transient clientele gave him a form of economic independence.

Sundown towns continued to form in Arkansas as late as 1954, when white residents of Sheridan (Grant County) rid themselves of their black neighbors in response to Brown v. Board of Education of Topeka, Kansas. The owner of the local sawmill and the sawmill workers’ homes was principally responsible. He made his African-American employees an extraordinary offer: he would give them their homes and move them to Malvern (Hot Spring County), twenty-five miles west, at no cost to them. If a family refused to move, he would evict them and burn down their home. Unsurprisingly, African Americans “chose” to leave. The few other African Americans in Sheridan—preachers, independent business operators—suddenly found themselves without a clientele. They left, too. Afterward, Sheridan developed a reputation for aggressively anti-black behavior. Some smaller communities in Arkansas may also have gotten rid of their African Americans after marrón.

Hate groups have long been drawn to sundown towns. Harrison developed a large Ku Klux Klan (KKK) chapter that targeted striking railroad workers in the 1920s, hanging one from a railroad bridge in 1923 and escorting the rest to the Missouri line. KKK leaders still live in the Harrison area. Gerald L. K. Smith, a radio evangelist and leading anti-Semite in the 1930s and 1940s, moved his headquarters to Eureka Springs (Carroll County) partly because it was an all-white town.

Historian Patrick Huber calls the expulsions by which Ozark communities became sundown towns “defining events in the history of their communities.” Nevertheless, despite that importance, or rather because of it, most sundown towns have kept hidden the means by which they became and stayed white. Sociologist Gordon Morgan, trying in 1973 to uncover the history of African Americans in the Ozarks, wrote, “Some white towns have deliberately destroyed reminders of the blacks who lived there years ago.” To this day, other than by oral history, sundown towns are hard to research, because communities took pains to ensure that nothing about their policy was written. The Rogers Historical Museum has done an exemplary job of preserving an example of this suppression. In 1962, the Rogers Daily News upset the local Chamber of Commerce by using the following language in a front-page editorial lauding a successful Fats Domino concert: “The city which once had signs posted at the city limits and at the bus and rail terminals boasting ‘Nigger, You Better Not Let the Sun Set On You in Rogers,’ was hosting its first top name entertainer—a Negro—at night!” The chamber called the newspaper editor to task and asked its public relations committee to “keep a close watch on future news reporting and take any appropriate action should further detriment to the City of Rogers be detected.”

Some Arkansas towns have long used their racial composition as a selling point to entice new residents. Mena advertised what it had—“Cool Summers, Mild Winters”—and did not have —“No Blizzards, No Negroes.” In its 1907 Guide and Directory, Rogers competed by bragging about its “seven churches, two public schools, one Academy, one sanitorium” and noted, “Rogers has no Negroes or saloons.” Not to be outdone, nearby Siloam Springs (Benton County) claimed “Healing Waters, Beautiful Parks, Many Springs, Public Library,” alongside “No Malaria, No Mosquitoes, and No Negroes.” The pitch worked: a 1972 survey of Mountain Home (Baxter County) residents found many retirees from Northern cities who chose Mountain Home partly because it was all-white. A reporter in Mena wrote in 1980, “It is not an uncommon experience in Polk County to hear a newcomer remark that he chose to move here because of ‘low taxes and no niggers.’”

For fifteen years after the 1964 Civil Rights Act, motels and restaurants in some sundown towns continued to exclude African Americans. Today, public accommodations are generally open. More than half of all Arkansas sundown towns have given up their exclusionary residential policies, mostly after 1990. Of fourteen suspected sundown counties in 1960, eight showed at least three African American households in the 2000 census. Additional “white” households now include “black” children, especially interracial offspring of white mothers from the community and black partners from elsewhere. The public schools of Sheridan desegregated around 1992, when students from two small nearby biracial communities were included in the new consolidated high school. In about 1995, a black family moved into Sheridan, and before the decade ended, it was joined by three more—slow progress, but progress nevertheless.

Some towns still merit the term, however. Smokey Crabtree, longtime resident of Fouke (Miller County), wrote in 2001:

As far back as the late twenties colored people weren’t welcome in Fouke, Arkansas to live, or to work in town. The city put up an almost life sized chalk statue of a colored man at the city limit line, he had an iron bar in one hand and was pointing out of town with the other hand. The city kept the statue painted and dressed, really taking good care of it. Back in those days colored people were run out of Fouke, one was even hung from a large oak tree…. As of this date there are no colored people living within miles of Fouke, so the attention getter, the means to shake the little town up isn’t “the Russians are coming,” it’s someone is importing colored people into town.

Sundown reputations persist. “Never walk in Greenwood or you will die,” a black Arkansas college student said in 2002. The 2000 census showed two African-American households in Greenwood (Sebastian County), however, so his information may be out of date. But such reputations can be self-maintaining.

Para informacion adicional:
Crabtree, Smokey. Too Close to the Mirror. Fouke, AR: Days Creek Production, 2001.

Dougan, Michael. Arkansas Odyssey: The Saga of Arkansas from Prehistoric Times to Present. Little Rock: Rose Publishing Company, 1994.

Froelich, Jacqueline. “Race, History, and Memory in Harrison, Arkansas: An Ozarks Town Reckons with Its Past.” En Race and Ethnicity in Arkansas: New Perspectives, edited by John A. Kirk. Fayetteville: University of Arkansas Press, 2014.

Froelich, Jacqueline, and David Zimmerman. “Total Eclipse: The Destruction of the African American Community of Harrison, Arkansas, in 1905 and 1909.” Arkansas Historical Quarterly 58 (Summer 1999): 131–159.

Harper, Kimberly. White Man’s Heaven: The Lynching and Expulsion of Blacks in the Southern Ozarks, 1894–1909. Fayetteville: University of Arkansas Press, 2010.

Jaspin, Elliot. Buried in the Bitter Waters: The Hidden History of Racial Cleansing in America. New York: Basic Books, 2007.

Jones, Catherine Ponder. “Terror at Night.” Lawrence County Historical Journal (2017, no. 2): 5–26.

Lancaster, Guy. “The Cotter Expulsion of 1906 and Limitations on Historical Inquiry.” Baxter County History 38 (April, May, June 2012): 26–29.

———. “‘Negroes Are Leaving Paragould by Hundreds’: Racial Cleansing in a Northeast Arkansas Railroad Town.” Arkansas Review: A Journal of Delta Studies 41 (April 2010): 3–15.

———. “‘Negroes Warned to Leave Town’: The Bonanza Race War of 1904.” Journal of the Fort Smith Historical Society 34 (April 2010): 24–29. Online at http://library.uafs.edu/sites/librarydev.uafs.edu/files/Departments/fshsj/34-01_complete_issue.pdf (accessed January 23, 2018).

———. “Nightriding and Racial Cleansing in the Arkansas River Valley.” Arkansas Historical Quarterly 72 (Autumn 2013): 242–264.

———. “‘…or Suffer the Consequences of Staying’: Terror and Racial Cleansing in Arkansas.” En Historicizing Fear: Ignorance, Vilification, and Othering, edited by Travis D. Boyce and Winsome Chunnu. Louisville: University Press of Colorado, 2019.

———. Racial Cleansing in Arkansas, 1883–1924: Politics, Land, Labor, and Criminality. Lanham, MD: Lexington Books, 2014.

———. “Sundown Towns: Racial Cleansing in the Arkansas Delta.” En Race and Ethnicity in Arkansas: New Perspectives, edited by John A. Kirk. Fayetteville: University of Arkansas Press, 2014.

———. “‘There Are Not Many Negroes Here’: African Americans in Polk County, Arkansas, 1896–1937.” Arkansas Historical Quarterly 70 (Winter 2011): 429–449.

———. “‘They Are Not Wanted’: The Extirpation of African Americans from Baxter County, Arkansas.” Arkansas Historical Quarterly 69 (Spring 2010): 28–44.

Loewen, James W. Sundown Towns: A Hidden Dimension of American Racism. New York: The New Press, 2005.

———. “Sundown Towns and Counties: Racial Exclusion in the South.” Southern Cultures 15 (Spring 2009): 22–47.

Morgan, Gordon D. Black Hillbillies of the Arkansas Ozarks. Fayetteville: University of Arkansas Department of Sociology, 1973.

Nichols, Cheryl Griffith. “Pulaski Heights: Early Suburban Development in Little Rock, Arkansas.” Arkansas Historical Quarterly 41 (Summer 1982): 129–145.

Pickens, William. “Arkansas—A Study in Suppression.” En These “Colored” United States: African American Essays from the 1920s, edited by Tom Lutz and Susanna Ashton. New Brunswick, CT: Rutgers University Press, 1996.

“Possible Sundown Town in Arkansas.” The Homepage of James Loewen. http://sundown.afro.illinois.edu/sundowntownsshow.php?state=AR (accessed March 1, 2011).

Rea, Ralph R. Boone condado and Its People. Van Buren, AR: Press-Argus, 1955.

“The Real Polk County.” The Looking Glass: Reflecting Life in the Ouachitas 5 (January 1980): 16.

Research Collection. Rogers Historical Museum, Rogers, Arkansas.

Robles, Josh. “Amity’s Lost Black Community.” Clark County Historical Journal 33 (2006): 8–16.


Historia

Founders of the organization began meeting informally in 1973 at the Rogers Park Library, 6907 N. Clark Street, an especially fitting site since the street has been a hub of social and economic activity in the community since its post-Civil War development. As the informal group grew, a permanent neighborhood historical society was formally established on July 28, 1975.

A few months later, on March 17, 1976, the Rogers Park Historical Society was granted an official charter from the State of Illinois. For several years, the new organization served the area of Chicago’s far north side usually identified as “Rogers Park,” sometimes differentiated as “East Rogers Park” and “West Rogers Park.” In actuality, this area encompassed the Chicago Community Areas designated by the city as Rogers Park and West Ridge, and on April 27, 1994, the organization officially changed its name to the Rogers Park/West Ridge Historical Society to recognize its service to both communities.

During the course of its history, the society has offered educational programs relating to the community, city, state, and nation. Since 1985, an annual house tour has highlighted the unique architecture of local residences and the stories of those who occupied its neighborhoods over the years.

For more than a decade, the society operated out of the homes of its founders, but in 1991, the group began a search for office space. While attending an event for S.P.A.C.E. (A Special Place for Arts, the Community, and Education), Executive Director Mary Jo Doyle and Board Member John Arcand were offered desk space to plan and organize events planned in conjunction with the Centennial of the annexation of Rogers Park and West Ridge to the city of Chicago in 1893. On October 1, 1991, the group moved into the Art Deco building at 6424 N. Western Avenue designed by William C. Presto, an associate of Louis Sullivan, who also designed the building on the southeast corner of Devon and Western Avenues.

In April 1993, Rogers Park and West Ridge celebrated the 100th Anniversary of annexation to the City of Chicago. The year-long Centennial celebration began in April 1992, with a parade and a community gathering named “Hands Across Ridge.” The success of the Centennial programs helped the society realize the dream of opening the Museum and Educational Research Center at 6424 N. Western Avenue in April, 1994. A major fundraising effort made it possible to purchase the building in October 1995.

In 1986, the Society began publishing a regular newsletter, initially called the RPHS Newsletter and renamed El historiador in the Winter 1994-1995 issue. En 1997, El historiador received the Award of Merit for publications from the Illinois Association of Museums. The victim of rising costs and changing technologies, the last printed issue of El historiador was published in Winter, 2013. Subsequently, it was published as an online magazine until the passing of its long-time editor, Hank Morris, in late 2016. One additional issue was published in 2017, after which news updates, reports on Society activities and articles on neighborhood history have been incorporated into the Society’s website, which was first launched in 2001.

In 2000, the Society celebrated its 25th Anniversary with publication of an award-winning historical book, Chicago’s Far North Side: An Illustrated History of Rogers Park and West Ridge. This and a second book, Neighborhoods Within Neighborhoods: Twentieth Century Life on Chicago’s Far North Side, published in March 2002, remain popular publications, documenting the history of the community to the end of the 20th Century.

The society sold its long-time residence at 6424 N. Western on September 30, 2003. In a search for its new home, the group moved into an interim site at 7344 N. Western Avenue (in July 2004) and then made another move to 1447 W. Morse Avenue on December 12, 2010, while considering the possibility of acquiring the abandoned firehouse on Greenleaf Avenue just east of Clark Street as a permanent museum. Once the firehouse option was determined to be unfeasible, RPWRHS moved to permanent space at 7363 N. Greenview Avenue in August 2015, and refocused its efforts away from creation of a museum to the development of expanded educational programs and community outreach.

In 2016, an occasional, informal lecture series was renamed The Living History Speaker Program, providing free, open-to-all educational events that are held approximately bi-monthly, the location rotating across the three public library branches in Rogers Park and West Ridge spiced with an occasional visit to another neighborhood location. In 2014, the Society forged a partnership with graduate students in the Public History program at Loyola University, offering opportunities for students to develop and execute public history programs in the “real world” along with volunteers from the community. In 2017, this partnership resulted in the publication of the Society’s community cookbook, The World in One Neighborhood: The Varied Cuisines of Chicago’s Far North Side, as well as an expanded schedule of historic neighborhood tours and successful fundraising events. In 2018, the society will execute another student-proposed program, its first-ever Open Houses of Worship Weekend.


Ver el vídeo: Museo Histórico y Regional (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Targ

    Pido disculpas, pero en mi opinión estás equivocado. Puedo probarlo. Escríbeme en PM, hablaremos.

  2. Nibei

    ¡Clase! Respeto a Aftar!

  3. Kasho

    Ayer el sitio no funcionó, en algún lugar alrededor de las 12 en punto, ¿por qué?

  4. Roldan

    Permites el error. Puedo defender mi posición. Escríbeme en PM, hablaremos.

  5. Aesculapius

    Lo siento, pero creo que estás cometiendo un error. Propongo discutirlo. Envíeme un correo electrónico a PM.

  6. Goltijas

    ¿No te gusta?

  7. Wylingford

    Licencia mí de esto.



Escribe un mensaje