Podcasts

¿Es mejor morir en la batalla o huir? Una vista medieval

¿Es mejor morir en la batalla o huir? Una vista medieval

¿Hasta dónde debe llegar un guerrero en la batalla? Ha sido una pregunta en la que probablemente todo soldado ha pensado y muchos han tenido que afrontar. Incluso en la Edad Media, esta fue una cuestión que se debatió.

Una vista proviene de Honoré Bonet, un erudito francés que vivió alrededor de finales del siglo XIV. Compuso una obra en la década de 1380 llamada El árbol de las batallas, que analizaba la guerra y cómo se debía luchar. Examinó docenas de preguntas sobre caballería, incluyendo cuáles eran los deberes de un buen caballero, si un vasallo está obligado a ayudar a su señor e incluso si los sacerdotes y clérigos deben luchar en la guerra. En esta sección, pregunta:

¿Debería un hombre preferir la muerte a la huida de la batalla?

Ahora debemos considerar una cuestión bastante difícil: es decir, si un hombre debería elegir la muerte en lugar de huir de la batalla.

Demuestro, primero, que debería elegir la huida antes que esperar la muerte, y la razón es esta. Es mejor, según el filósofo, elegir lo que más deleite. Es evidente que vivir es más agradable y placentero que morir, de modo que es mejor huir que esperar la muerte. En cuanto a la segunda razón: la muerte es la más terrible y más fuerte de todas las cosas, y por tanto la más temida; pero, como esto no es, en la naturaleza de las cosas, un placer, se sigue que no es deseado; porque la elección está influenciada por el placer y por la libertad de elección.

Sin embargo, Aristóteles, príncipe de los filósofos, sostiene lo contrario, por la siguiente razón: “Digo que por nada en el mundo debe un hombre hacer lo que es deshonroso y reprensible. Pero es evidente que huir es perverso y trae gran oprobio y vergüenza ". Sobre este tema, deseo esgrimir algunas razones que apoyan la opinión del filósofo. Primero, nuestros decretos dicen que es mejor sufrir y soportar todos los males que consentir en el mal. Pero huir y renunciar a la derecha es algo malo. Evidentemente, entonces, no debe huir de ninguna manera. Una prueba más fuerte es esta: de dos cosas, un hombre debe elegir la mejor, y: si lo hace, tendrá vida eterna. Así que es mejor quedarse que huir para salvar la vida de este cuerpo mortal, que no es más que carne para gusanos.

En esta discusión deseo agregar mi propia opinión, y me parece que si un caballero está en batalla con cristianos contra sarracenos, y piensa que con su huida los cristianos pueden perder la batalla; debe esperar la muerte antes que emprender la huida, porque sabe que morirá por la Fe y será salvo. Si, por el contrario, sabe que quedarse no será útil hasta el punto de evitar la pérdida de la batalla, y descubre que puede salvarse a sí mismo y escapar de las manos de sus enemigos, digo que debería irse. . Sin embargo, si ve y reconoce claramente que la huida no significará escapar, de hecho, haría mejor en quedarse; porque es mejor que espere el asunto defendiéndose a sí mismo ya los demás, y muera con sus compañeros, si Dios lo permite, que en tal caso que huya. Si un caballero está luchando contra cristianos al servicio de su señor, les digo, como dije antes, que debe estar dispuesto a morir para mantener el juramento de su fe a su señor. Digo lo mismo del caballero que recibe un salario del rey o de otro señor, porque como le ha prometido su fe y juramento, debe morir en defensa de él y de su honor; y así mantiene en sí mismo la virtud del valor, de modo que no teme nada de lo que pueda suceder en la lucha por la justicia.

Toda la obra ha sido traducida por G.W. Coopland enEl árbol de las batallas de Honoré Bonet, publicado por Liverpool University Press en 1949.


Ver el vídeo: 4K Las Trincheras de Ixil, parte de un sistema de defensa anti piratas de la época colonial (Mayo 2021).