Podcasts

“Estas son hermosas palabras para entender” - Proverbios del siglo XIV

“Estas son hermosas palabras para entender” - Proverbios del siglo XIV

Quien puede controlarse a sí mismo, me parece, gobierna un reino muy grande.

los Zibaldone da Canal fue creado a principios del siglo XIV por un comerciante veneciano, probablemente un miembro de la familia da Canal. Es un compendio de información que le pareció útil o interesante, e incluye mucho sobre prácticas comerciales como por cuánto se compran y venden los productos, los pesos utilizados para medirlos y detalles sobre varios puertos del Mediterráneo.

El autor también incluye muchos otros tipos de entradas, como preguntas matemáticas para practicar, recetas médicas, una breve crónica e incluso poesía. En una sección, incluso incluye más de una docena de refranes que quería recordar. Los agregó bajo el título:

Estas son hermosas palabras para entender

La cortesía de boca es muy valiosa y cuesta poco.

El hombre excesivo no puede adquirir grandes cosas que duren mucho tiempo.

Quien yerra y no cree que ha errado debe encontrar misericordia, pero quien yerra a sabiendas no es verdadero ni bueno.

Si un hombre sabe en sí mismo lo que ve y sabe en otras personas, tengo la firme convicción de que al final no fracasará, aunque a veces puede fracasar gravemente.

Quien puede controlarse a sí mismo, me parece, gobierna un reino muy grande.

Las buenas palabras y las malas obras engañan tanto al sabio como al necio.

Estas son las tres cosas más desesperadas del mundo: la primera es un hombre pobre, la segunda es la belleza de una puta, la tercera es la fuerza de un tonto.

Estas son tres cosas que desagradan a Dios más que cualquier otra: la primera es que un rico sea codicioso, la segunda es que un pobre sea arrogante, la tercera es que un anciano sea lascivo.

El sabio dice: El que quebranta la fe, la encontrará quebrantada.

El sabio dice: El que haga bien tendrá el bien y no sabrá de dónde vendrá.

Si los heridos sintieran el dolor de los heridos, a menudo no podrían herir de placer.

Hay un tiempo para subir y un tiempo para descender. Y tiempo para llorar y tiempo para callar. Y hay un tiempo para servir a los que te ofenden. Y un tiempo para amenazar, no para temer: y en esos momentos un hombre debe esperar para distinguir lo bueno de lo malo, según el cual tiene las mejores posibilidades de éxito.

El sabio tiene la boca en el corazón, mientras que el necio tiene el corazón en la boca.

Alaba al necio y haz que se levante.

Puedes encontrar todo este trabajo en La cultura mercantil en la Venecia del siglo XIV: el canal Zibaldone da, editado y traducido por John Dotson (Birmingham: Medieval and Renaissance Texts and Studies, Vol.98, 1994)

Ver también:Un texto vivo: alfabetización, identidad y comerciantes del siglo XIV en Zibaldone da Canal, por Eve Wolynes

Imagen de portada: imagen de Venecia del siglo XV por Erhardum Reüwich de Trajecto y Bernhard von Breydenbach


Ver el vídeo: 7 Consejos de Los Más Grandes Sabios de la Historia (Mayo 2021).