Podcasts

Resumen de la conferencia: Sembrando las semillas V: Midiendo la economía medieval

Resumen de la conferencia: Sembrando las semillas V: Midiendo la economía medieval

El 31 de marzo asistí a la quinta edición Sembrando las semillas: midiendo la economía medieval conferencia en la Universidad de Cambridge, organizada por Jordan Claridge y Alex Brown. Fue un día completo de discusión sobre la investigación actual realizada en economía medieval y una mirada al futuro. Fueron cuatro sesiones, tres formales, con tres ponencias presentadas en cada una, y una mesa redonda para cerrar la jornada. Este informe es un resumen de las tres sesiones estructuradas y un breve resumen de lo que se presentó en cada documento.

La conferencia comenzó con un discurso de apertura del renombrado economista medieval, profesor emérito Christopher Dyer (Universidad de Leicester), Historia económica y otras disciplinas: por qué nos necesitamos unos a otros. Dyer discutió cómo el uso de otras disciplinas puede fortalecer, mejorar y realzar la historia económica medieval. Sugirió Dyer, "Su fortaleza (económica) radica en cómo funciona dentro de reglas y convenciones bien elaboradas y es un tema interesante que atrae interés y entusiasmo". Alcanzó su punto máximo de popularidad durante la Primera Guerra Mundial, pero desde entonces ha evolucionado dramáticamente y, "Sigue contando buenas historias que se relacionan con la experiencia cotidiana de las personas, relacionando el pasado con el presente". Hay asignaturas, como Geografía y Arqueología, que son buenos aliados que los historiadores económicos deberían esforzarse por incorporar en sus investigaciones. Estos dos temas en particular, ayudan a impulsar el estudio de la economía. Dyer también discutió algunas de las frustraciones que enfrentan los historiadores económicos, como la falta de evidencia histórica en los períodos medievales anteriores y el problema de la moral y el comercio medievales. Contó la historia de San Martín dividiendo su manto y dándoselo a un mendigo. La historia de San Martín fue un intento medieval de mostrar caridad en un mundo cada vez más comercial. Historias como esta nos hablan del cambio de actitudes y mentalidades hacia el comercio en la Edad Media, y Dyer sugirió que la historia de St. Martin se puede ver como un comentario "anti-mercado". Había reglas y regulaciones establecidas por las autoridades de la ciudad con respecto a la moralidad de ciertos oficios, Dyer señaló que había un equilibrio difícil de mantener: la aceptación y aprobación de la actividad comercial, junto con la crítica de malas prácticas, comportamiento antisocial y deshonestidad. Hubo un choque entre el mundo comercial y la moral medieval.

La primera sesión, Enfoques institucionales de la plaga, la política y la guerra en la Europa medieval, comenzó con Bram Besouw, (Universidad de Utrecht), y su artículo titulado, Los mercados de arrendamiento de tierras y la recuperación de la guerra: cómo los mercados de factores, las instituciones y las relaciones sociales influyeron en la recuperación económica de la guerra en el antiguo condado de Flandes, c. 1450-1550, que trató de responder a las preguntas: ¿Por qué algunas sociedades son más capaces de evitar que la guerra se convierta en un desastre mayor? ¿Por qué algunas sociedades se recuperan mejor que otras? ¿Cuánto de esto está determinado por las estructuras socioeconómicas?

El artículo de Besouw analizó la relación entre los mercados, las instituciones y los contextos sociales y también se centró en la forma en que las localidades rurales se recuperaron de las interrupciones debidas a la guerra y sus tiempos de recuperación de la producción. Se centró en la frontera entre Bélgica y Francia, y la parte sur de Flandes y Artois a finales del siglo XV, durante el período de la Guerra de Sucesión de Borgoña y la Revuelta flamenca contra Maximiliano I de Austria (1459-1519). Eligió el área debido a que era un área geográfica compacta y relativamente pequeña con una estructura política que se encontraba en una región relativamente adecuada y urbanizada. Esto permitió un análisis sistemático de la relación de ciertas variables dentro de su estudio. Fue interesante observar la forma en que diferentes áreas dentro de esta región localizada se recuperaron después de la guerra. La región de Artois fue la más afectada por la guerra, pero tuvo un período de recuperación muy rápido, en diez años casi volvió a la normalidad. La parte suroeste de Hainaut, por otro lado, tardó mucho en recuperarse. Había muchas localidades desiertas y los niveles de producción no se recuperaron hasta el siglo XVI. El interior de Flandes, fue otro lugar de lenta recuperación de 20 a 30 años. En el siglo XVI, el nivel de producción se recuperó y los campesinos estaban en mejor posición. Por último, Flandes costero, experimentó una recuperación intermedia de aproximadamente entre 15-20 años. No parecía haber una relación lineal entre la distribución equitativa de la tierra y mejores tiempos de recuperación.

El segundo artículo de esta sesión fue otra contribución de la Universidad de Utrecht, Joris Roosen y, El enfoque de las regiones socioinstitucionales sobre la dinámica de la resiliencia social a la plaga. El artículo analizó los paradigmas de plaga aceptados en la actualidad, cómo el patógeno que se propagó a través de pulgas y ratas negras, y luego se transfirió de humano a humano y trató de responder la pregunta: ¿Por qué hubo tasas de recuperación divergentes, por ejemplo, Gran Bretaña se recuperó más lentamente de los efectos de la peste que Francia y los Países Bajos. “Las regiones experimentaron divergencias significativas en la tasa de recuperación demográfica y posiblemente el impacto de la peste negra”. La explicación actual de la rápida recuperación en los Países Bajos ha sido que fueron visitados con menos severidad que la plaga que muchas otras áreas. Roosen se centró en regiones con buenos datos demográficos y trazó un mapa de la recuperación económica posterior a la plaga.

Finalizando la primera sesión estuvo Leigh Gardiner (London School of Economics) y su artículo, ¿Tomar o hacer? Contratación por la legitimidad en los Estados emergentes de la Gran Bretaña del siglo XII. Este documento fue inicialmente parte de un proyecto que comenzó hace ocho años. Estaba interesada en cómo los estados medievales y modernos influían en el crecimiento económico y el examen de los gobernantes depredadores que interferían con los derechos de propiedad y la fragmentación de los mercados. Su artículo discutió el surgimiento de la monarquía nacional escocesa entre los siglos X y XIV. ¿Era el poder medieval privado o público? Las instituciones de orden privado fueron aquellas creadas para la protección, como la mafia moderna; los actores brindaron protección a cambio de rentas, ampliando su territorio en competencia. La Escocia medieval era un sistema de poder compartido, élites rurales y autoridad delegada.

La segunda sesión, Reevaluación de la historia económica agraria, comenzó con Piotr Guzowski (Universidad de Bialystok) y, Puntos de inflexión en la agricultura polaca medieval y moderna a la luz de fuentes históricas y ambientales. Habló de las dificultades que tienen los historiadores económicos polacos con la falta de fuentes escritas para la edad media. Guzowski mostró cómo los historiadores pueden intentar encontrar otros métodos para investigar la agricultura medieval en Polonia en la Edad Media a pesar de este dilema. Ha emprendido un nuevo proyecto de cooperación con historiadores y paleoecólogos para examinar los puntos de inflexión en la agricultura polaca a principios de los siglos X y XI, así como la colonización alemana en los siglos XIII y XIV, la Peste Negra y el desarrollo de un grano. economía de exportación hasta el siglo XVI. Guzowski cuestionó la opinión de que Polonia estaba libre de la plaga. La plaga visitó Polonia, Guzowski citó dos crónicas: Crónica de Oliwa (mediados del siglo XIV), y el Anales de Jan Długosz (segunda mitad del siglo XV). Ambas crónicas detallan la plaga que llega a Polonia. Los historiadores, sin embargo, han sospechado porque las descripciones no fueron tomadas de fuentes europeas; la Crónica de Oliwa es una copia de una crónica de Aviñón, y el Anales de Jan Długosz también parece ser una copia del tratado de la peste de Aviñón. "Las dos fuentes repiten la descripción del arquetipo de la plaga, pero no pueden utilizarse para respaldar la tesis de la ola de la primera plaga en Polonia". Sin embargo, Guzowski señaló que una fuente fue ignorada por la plaga inofmraiton: Peniques de San Pedro, una cantidad pagada al Papa desde el inicio del cristianismo en Polonia (así como en otros países). Se introdujo como un impuesto estatal en Polonia y los demógrafos históricos lo han utilizado como un buen recurso para los números en Polonia durante los años de la Peste Negra.

El segundo artículo fue presentado por Olof Karsvall (Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas) en, Granjas abandonadas y cambios en los asentamientos en Suecia a finales de la Edad Media. El artículo de Karsvall se centró en la deserción de tierras en los países nórdicos desde 1300-1600 d.C., después de que un informe comparativo del proyecto de investigación escandinavo sobre granjas y pueblos abandonados fuera criticado debido a sus variados resultados que no presentaban una imagen precisa de la deserción en Suecia. . Los resultados forman parte de su próxima tesis doctoral.

El trabajo final de esta sesión fue de Harmony Dewez (Laboratoire de Médiévistique Occidentale de Paris) en, Prueba y error: el impacto de las técnicas matemáticas en los cálculos agrarios en el priorato de la catedral de Norwich, c.1270-c.1340. Dewey examinó cómo los priores de la catedral calculaban las proporciones para las raciones de rendimiento de cereales. Los cálculos fueron una herramienta importante para el control de los gastos de la mansión y para proporcionar ganancias al capítulo. Estas proporciones también se utilizaron para cargar el Reeve. Dewey reconstruyó los cálculos del ábaco utilizados para llegar a las cifras, mostró cómo se cometieron los errores y trató de responder cómo algunos de los errores más grandes y obvios se dejaron en pie.

Nuestra última sesión de la conferencia fue, Autoridad e inversión en la Baja Edad Media. Spike Gibbs (Universidad de Cambridge) habló sobre, The Manorial Court en Stokenham, 1560-1603: Aplicación de un conjunto de herramientas metodológicas medievales a una mansión moderna temprana. En los últimos 20 años, la historiografía ha sido cuestionada con respecto a los registros judiciales señoriales. Gibbs sugirió que "El patio señorial post medieval ha sido rehabilitado en gran parte ”, sin embargo, ha sido obra de los primeros modernistas, no de historiadores medievales. ¿Hasta dónde llega la continuidad entre la corte señorial medieval y la moderna temprana? Esto es lo que Gibbs quería averiguar. Investigó la mansión de Stokenham, cerca de Devon. Esta mansión tenía una estructura dispersa de municipios muy parecida a la de la época medieval. Hasta 1586, la mansión estuvo en manos del conde de Huntingdon, luego se transfirió a un caballero local de un señor aristocrático. Gibbs se centró en el período isabelino, pero señaló que, lamentablemente, hay una gran brecha en la primera parte de este período entre 1562-1567. También discutió las formas en que los tribunales señoriales posmedievales manejaban el crimen.

Marta Gravela (Universidad de Milán) luego habló sobre, Parentesco y estrategias económicas en Turín a finales de la Edad Media: problemas y métodos. Gravela estaba presentando una pequeña parte de su investigación de doctorado, que examinó las estructuras y estrategias de parentesco en Turín entre 1300-1500. Gravela analizó el cambio político desde un punto de vista socioconómico y las inversiones financieras de las familias. ¿Cómo se relacionaron los parientes entre sí a lo largo del tiempo? ¿Cómo influyó su solidaridad económica en su duración? Gravela examinó sesenta grupos de parentesco y utilizó registros catastrales y municipales para sus fuentes. Gravela logró reconstruir los lazos de parentesco a través de la propiedad, residencia y administración de casas, información de registros notariales, testamentos, dotes y contratos. También habló de la repentina disolución de los grupos de parentesco en el siglo XV debido a una crisis económica de finales del siglo XIV, una tasa de mortalidad más baja y un aumento en el costo de la competencia política.

El último artículo del día perteneció a Helen Killick (Universidad de Reading), Inversores inmobiliarios en la Inglaterra medieval tardía. ¿Cuándo fue la primera “burbuja inmobiliaria”? Killick trató de responder a esta pregunta mirando los precios de la tierra y los alquileres en la Inglaterra medieval entre 1200-1550. Killick trató de encontrar evidencia de burbujas inmobiliarias especulativas y la desviación de precios y rentas de los valores fundamentales, centrándose en los condados de origen, el norte de Inglaterra y las Marcas de Gales.

Estaba feliz de haber sido parte de esta conferencia. Fue un día de ideas fascinantes y discusiones interesantes sobre los desarrollos de la economía medieval, un tema a menudo ignorado o considerado “aburrido”. Esta conferencia fue todo menos aburrida y demostró el impacto y la influencia que tiene la economía medieval en otros temas de la historia medieval. También mostró cómo la economía medieval puede colaborar con otras áreas de estudio para profundizar la investigación en esta importante disciplina.

~ Sandra Alvarez


Ver el vídeo: Don Fabio hizo de su finca su empresa. Escuela de campo Capítulo completo (Mayo 2021).