Podcasts

Cómo hacer herramientas de artistas medievales

Cómo hacer herramientas de artistas medievales

Por Danièle Cybulskie

Si hay algo que a la gente medieval le encantaba era escribir tratados educativos. A veces, estos eran un poco fantásticos, como bestiarios o literatura de viajes, pero otras veces, eran manuales de instrucciones extremadamente útiles. En particular, me encantan los manuales de instrucciones porque pueden enseñarnos mucho sobre técnicas, tecnología y procesos de pensamiento medievales.

Un manual de instrucciones asombrosamente detallado del siglo XV es Cennino Cennini Il Libro Dell’arte, un manual de instrucciones para artistas que detalla cómo convertirse en un gran artista y cómo crear y utilizar las herramientas del oficio. Cubre todo, desde cómo hacer pigmentos específicos (como el ultramar) hasta dónde sentarse para tener la mejor luz, hasta cómo pintar "varias barbas". Hay mucho de este libro que vale la pena compartir, pero por hoy, aquí hay cinco herramientas de artistas medievales y cómo hacerlas (del maravilloso traducción de Lara Broecke).

1. Aceite (para pinturas al óleo)

Cennini detalla detalladamente cómo crear los pigmentos para todo tipo de tonos diferentes de cada color, y luego habla un poco sobre cómo hacer el aceite con el que mezclarlos. En el Capítulo 92, dice,

tome su aceite de linaza y, en el verano, colóquelo en una palangana de bronce o cobre o en una tina y cuando haya sol de Leo manténgalo al sol; y si lo dejas ahí hasta que se convierta en la mitad, es absolutamente perfecto para pintar.

Luego continúa explicando cómo mezclar los pigmentos con el aceite, terminando la sección sobre el aceite con un último consejo útil:

Consiga un plato de hojalata o de plomo que tenga un dedo de alto alrededor del borde, como una lámpara, y manténgalo medio lleno de aceite, y guarde los pinceles en él cuando estén en reposo para que no se sequen.

2. Carbón

Cennini recomienda dibujar con carbón, especialmente para los bocetos preliminares, y sugiere juntar "ramitas de sauce ... del largo de 1 palma de una mano o, si lo desea, cuatro dedos". Luego, debe "alisarlos y afilarlos en cada extremo como si fueran ejes", atarlos con alambre y colocarlos en una sartén con tapa de arcilla para mantenerlos sellados. En una pieza de ingenio medieval que es mi parte favorita de la receta, Cennini dice: "Luego ve a la panadería por la noche, cuando haya dejado de trabajar, mete esta sartén en el horno y déjala ahí hasta la mañana". El carbón debe ser completamente negro pero no desmoronarse, listo para usar. Alternativamente, un artista podría hacer lo siguiente:

tome una cazuela de terracota, cubierta de la manera descrita anteriormente, póngala debajo del fuego por la noche, cubra bien este fuego con ceniza y vaya a la cama; por la mañana se cocinarán.

3. Pinceles

Según Cennini, “en la profesión se deben utilizar dos tipos de cepillos, es decir, cepillos de vair y cepillos de cerdas de cerdo”. En el caso de los cepillos de vair, dice que debe quitar los pelos del medio de "seis u ocho" colas de vair cocidas, "y sumergirlas en un vaso de agua limpia". Posteriormente, debes recortarlos con unas tijeras (presumiblemente hasta que tengan el mismo largo), y

juntar lo suficiente como para producir el grosor que desea para sus pinceles: algunos para caber en el eje de una pluma de buitre, algunos para caber en el eje de una pluma de ganso, algunos para caber en el eje de una pluma de una gallina o de una paloma.

Luego, ata los pelos con “hilo o un poco de seda encerada” y los mete por el extremo del eje de la pluma. Cennini recomienda empujar los pelos hacia adentro tanto como sea posible, "ya que cuanto más rígido y corto sale, mejor y más ordenado es trabajar con él". Luego obtienes una ramita que encaja en el otro extremo del eje de la pluma, et voilà! Un pincel variado. Parece que los cepillos de cerdas se hacen de la misma manera, aunque necesitan suavizarlos antes de que estén listos para usarse. Cennini sugiere que para proteger los cepillos entre usos, debe sumergirlos en barro o arcilla y colgarlos, lavándolos nuevamente cuando los necesite. (Puedes ver el experimento de una persona moderna con pinceles medievales aquí.)

4. Papel de calco

No sé ustedes, pero el papel de calco medieval ni siquiera se me ocurrió antes de leer este libro. Cennini requiere que los artistas estudien copiando a los maestros, por lo que esta es una forma práctica de hacerlo. Sugiere tres formas diferentes de hacer papel de calco. La primera es hacer que un papel raspe el “pergamino de cabrito” hasta que se vuelva transparente, luego frotarlo bien con algodón empapado en aceite de linaza y dejarlo secar. El segundo es “conseguir pescado y pegamento para porciones, que venden los boticarios”, y después de diluirlo y colarlo, cepillarlo sobre un trozo de mármol limpio. Después de que se seque, puede despegarlo como una hoja y usarlo para calcar. Puedo imaginar que esto requeriría algo de práctica (muy frustrante) para perfeccionarse. El tercer método consiste en utilizar aceite de linaza sobre papel de trapo, al igual que en el primer método. Supongo que esta fue probablemente la forma más barata y menos frustrante de hacer papel de calco, y dado que las pinturas se mezclaron con aceite de linaza, probablemente no fue demasiado dañino para el trabajo original.

5. Borradores

¡No puede convertirse en un gran artista sin un buen borrador! A lo largo del libro, Cennini sugiere trabajar primero con líneas claras y luego completarlas cuando esté seguro de lo que está haciendo, pero aun así, se cometerán errores. Al pintar una pared, dice, borre con "el pincel de cerdas anchas mojado en agua y hágalo de nuevo". Cuando use carbón,

consigue una pluma y, con el penacho de esta pluma, ya sea de gallina o de ganso, frota y barre el carbón sobre lo que has dibujado; ese dibujo se desprenderá.

Pero mi favorito es su consejo sobre cómo borrar el lápiz de mina del papel de trapo:

Si en algún momento te equivocas y quieres borrar alguna marca que hayas hecho con la punta de plomo, toma un pequeño trozo de pan del corazón de la hogaza y frótalo sobre el papel y quitarás lo que sea querer.

¡Parece que la panadería ha vuelto a ser útil una vez más!

Estos son solo algunos de los maravillosos consejos que Cennino Cennini tiene para ofrecer, en un libro lleno de información sobre el arte medieval. No puedo recomendar La traducción de Lara Broeke de Il Libro Dell’arte suficiente para cualquiera que quiera aprender más sobre el trabajo de Cennini, o el arte medieval en general.

Puedes seguir a Danièle Cybulskie en Twitter @ 5MinMedievalista

Imagen de Portada: Biblioteca Británica MS Harley 4425 f. 142


Ver el vídeo: ESTILO MEDIEVAL-Mobiliario y Decoración (Mayo 2021).