Podcasts

Del trabajo en anillo a la fortificación de piedra: el poder y la evolución de los castillos anglo-normandos en el noreste de Irlanda

Del trabajo en anillo a la fortificación de piedra: el poder y la evolución de los castillos anglo-normandos en el noreste de Irlanda

Del trabajo en anillo a la fortificación de piedra: el poder y la evolución de los castillos anglo-normandos en el noreste de Irlanda

Por Amber Johnson

Tesis de maestría, Universidad de Trent, 2011

Resumen: La construcción de castillos jugó un papel fundamental en la consolidación de la dominación anglo-normanda de Irlanda del Norte a finales del siglo XII y principios del XIII. Un castillo puede verse como una medida de protección, como un indicador de poder y estatus, y como un monumento de exhibición. Constituyó una modificación significativa del entorno geográfico y un instrumento fundamental en la creación de poder. La presente tesis explora la evolución de los castillos anglo-normandos en el noreste de Irlanda en las áreas dominadas por las familias de Lacy y de Courcy, examinando su función combinada como herramienta eléctrica y símbolo de poder. Se centra en dos castillos clave y arqueológicamente bien explorados: Trim y Carrickfergus, y sus redes de fortificación de apoyo. La investigación se basa en una rica combinación de fuentes narrativas, materiales visuales y arqueológicos, una extensa literatura secundaria y el marco teórico establecido por Ledyaev (1997) y Wagner (1996). Sostiene que, además de su función militar práctica, los dos castillos jugaron un papel clave como significantes físicos y visuales del poder dominante, el estatus y el prestigio.

Introducción: La construcción de castillos jugó un papel fundamental en la conquista anglo-normanda de Irlanda del Norte a finales del siglo XII y principios del XIII. Los castillos brindaban protección militar y demostraban la extensión del poder de un noble y dominaban el campo por su ubicación en el paisaje y su imponente estructura física. La función militar principal de los castillos anglo-normandos era la defensa. Su papel agresivo se limitó a servir como bases de operaciones y evidencia de poderío militar. Por lo tanto, la defensa y la logística fueron la consideración clave en la ubicación y la longevidad de los sitios del castillo. Los castillos normandos se construían con mayor frecuencia sobre fortificaciones irlandesas preexistentes, pero se diferenciaban de ellos en la construcción y la configuración militar. También ofrecieron la oportunidad de una representación visual del poder y ayudaron a expresar la identidad y lealtad de los poseedores. Como argumentó Justin McGrail, para la Escocia medieval el castillo sirvió:

... como símbolo de autoridad, la apariencia visual del castillo era sinónimo del reclamo de señorío del propietario del castillo. Por lo tanto, la comunicación de "fuerza" a través de formas arquitectónicas apoyó la credibilidad de la autoridad del propietario del castillo.


Ver el vídeo: Caballeros y Castillos (Mayo 2021).